PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El fiscal general de Trump también tuvo contactos con los rusos

H

 

Jeff Sessions habló durante la campaña con el embajador ruso en EEUU, el mismo con quien mantuvo contactos Michael Flynn, pero lo negó bajo juramento en el Congreso

Margaryta Yakovenko

02 Marzo 2017 14:16

La administración Trump vuelve a tambalearse por nuevas revelaciones. Si hace dos semanas dimitía el consejero de seguridad Michael Flynn por mentir sobre las conversaciones que mantuvo con el embajador ruso en EEUU Sergei Kislyak, hoy se conocía que el fiscal general Jeff Sessions también contactó varias veces con los rusos.

En concreto, de acuerdo a The Washington Post, Sessions se reunió dos veces con Kislyak, en septiembre y en verano, durante la campaña de Trump. Un portavoz de Sessions confirmó que las reuniones tuvieron lugar pero se afanó en negar que las conversaciones mantenidas estuvieran relacionadas con la campaña electoral.

"Nunca me encontré con funcionarios rusos para discutir el tema de la campaña", ha publicado en un comunicado el fiscal. Sin embargo, su declaración no ha resultado demasiado creíble ante los demócratas. A principios del 2017, durante su audiencia de confirmación ante el Senado, el fiscal no reveló nada de esos contactos cuando se le preguntó bajo juramento si sabía algo de las posibles relaciones entre Moscú y Trump en tiempos de campaña.

Nancy Pelosi, líder demócrata de la Cámara ha pedido su dimisión inmediata. "Después de mentir bajo juramento al Congreso sobre sus propias comunicaciones con los rusos, el fiscal general debe renunciar", ha declarado.


A principios del 2017, durante su audiencia de confirmación ante el Senado, el fiscal no reveló nada de esos contactos cuando se le preguntó bajo juramento si sabía algo de las posibles relaciones entre Moscú y Trump en tiempos de campaña.


La petición de Pelosi ha sido apoyada por muchos demócratas, entre ellos Elijah Cummings, del comité de supervisión de la Cámara. "Es inconcebible que incluso después de que Michael Flynn fuera despedido por ocultar sus conversaciones con los rusos, el fiscal general Sessions mantuviera en secreto sus propias conversaciones varias semanas más", sostuvo Cummings.

Pero la trama de las relaciones con el Kremlin se complica con cada hora que pasa. Según un nuevo informe publicado por el New York Times, tres ex funcionarios de EEUU sostienen que sus aliados, especialmente británicos y holandeses, describieron reuniones entre funcionarios rusos y asociados de Trump durante la campaña.

El informe apunta que las agencias de inteligencia estadounidenses interceptaron las comunicaciones de las autoridades rusas con socios de Trump y que la administración Obama se apresuró en sus últimos días a difundir esta información a fin de que el nuevo presidente pudiera obstruir las investigaciones.

Cada vez está más claro que las adulaciones de Trump hacia Vladimir Putin no eran simples estrategias retóricas sino la muestra de que su administración y el Kremlin no solo están unidas por una línea telefónica directa. Ahora la pregunta es, ¿qué más queda por conocer sobre esos contactos?

share