Actualidad

Esta es la app que trae de cabeza a las autoridades de Hong-Kong

Firechat permite crear redes autónomas para enviar mensajes sin necesidad de conectarse a internet

Hace días que la juventud de Hong-Kong está en pie, concentrada en el distrito financiero de la ciudad. ¿Sus peticiones? Muy similares a las que vemos repitiéndose alrededor del globo desde el 15-M, las Primaveras Árabes y Occupy Wall Street: más y mejor democracia. Capacidad real de las personas para decidir sobre su futuro. También sus métodos para comunicarse son similares. Sólo que esta vez no están usando Twitter, sino Firechat.

Firechat es una aplicación que existe en el mercado desde el pasado marzo y que hasta hoy había pasado bastante desapercibida. Es un simple servicio de mensajería instantánea que te permite crear grupos de chat. En gran parte funciona como un Whatsapp al uso... ¿Qué tiene de especial entonces? Sobre todo, que puede funcionar sin estar conectado a internet.

No es magia, es Bluetooth. Gracias a él, cada teléfono actúa a la vez como receptor y emisor, formando una red con otros terminales alrededor, hasta una distancia de unos 70 metros. Es lo que se conoce como una “mesh network” o “red en malla”, una estructura cerrada que permite a los usuarios comunicarse entre ellos siendo a la vez antenas de su propio sistema.

La posibilidad más interesante que brinda el invento es la de burlar la posible censura que pueda ejercer el gobierno de turno en las protestas. Si tus mandatarios deciden hacerte un “Erdogan” (cortarte Twitter, como hizo el primer ministro turco sin demasiado éxito), siempre podrás comunicarte con otros protestantes que estén cerca, y juntos ir creando una red cada vez más potente.

La dimensión poética de su funcionamiento es innegable: cuanta más gente se conecta, más fuerza tiene la señal, y más potencia ganan las ideas. Como un movimiento político. Como la misma democracia.

Expresión y desafío

Esta peculiar mecánica interna, y el hecho de ser una alternativa a otras redes sociales mucho más controladas, han convertido a Firechat en la sensación del momento en el corazón de las protestas que están indundando una de los núcleos económicos más importantes del mundo. Durante el fin de semana, fue descargada unas 100.000 veces sólo en Hong-Kong, y según cuenta Gizmodo, ayer mismo la media de usuarios simultáneos en el grupo Occupy Central era de 33.000.

Aunque de momento ni el gobierno chino ni las autoridades independientes de la ciudad se han pronunciado sobre el posible cierre de la conexión a internet, la preocupación entre los manifestantes es real y bien fundada. Desde el sábado, el acceso a Instagram (empresa propiedad de Facebook) ha sido difícil, y Weibo, el equivalente chino a Twitter, ha borrado cientos de miles de posts.

No sólo eso: el pasado martes se sabía que un grupo de hackers desconocidos estaba extendiendo entre los ocupantes una app que con la promesa de ayudar a coordinar la manifestación infectaba el móvil y permitía vigilar al usuario dede dentro. Además hace días que en el núcleo de manifestaciones la red funciona regular, aunque puede deberse también a la masificación.

Por todo esto los manifestantes están volcándose en Firechat y pidiendo que les provea de un sistema de encriptación para sus mensajes, que permita un nivel fuerte de privacidad. Hasta el momento todo lo que se dice en cualquier chat es público.

Los desarrolladores del invento, Open Garden, aseguran que ya están trabajando en ello desde sus oficinas en San Francisco. Mientras lo hacen, se toparán seguro con las paradojas de una red social súbitamente exitosa: ¿cómo proporcionar a las personas herramientas para comunicarse (políticamente o no) siendo a la vez una empresa popular, sostenible y ética?

Pero este problema no incumbe a unos jóvenes hongkoneses que, como en muchos otros lugares del mundo, están hartos de abusos. Antes utilizaron Twitter, ahora utilizan Firechat y más tarde lo que sea que les permita hablar en libertad. Porque no se trata de saber cuál será el nuevo Facebook, sino de entender que la gente hace tiempo que pide a gritos la palabra.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar