PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

¿Y si finalmente Obama decide darle la patada a Justin Bieber?

H

 

Una petición popular para deportar al ‘cantante’ canadiense alcanza 100.000 firmas y la Casa Blanca debe responder

Mario G. Sinde

30 Enero 2014 16:30

No olvidemos que Justin Bieber es canadiense y que, aunque tiene casa en Los Ángeles y un tren de vida que le lleva a tutiplén por todos los paraísos del sueño americano, no está nacionalizado estadounidense y por tanto es un inmigrante en el país del Tío Sam. Un inmigrante high class, por supuesto, con su tarjeta verde concedida sin tener que pasar por trámites dolorosos y con más privilegios que la pobre señora dominicana que llega a Nueva York para limpiar los retretes del Upper East Side. Y como es un inmigrante, si comete fechorías o se porta bien en suelo americano, pueden ocurrirle cosas feas.

Una de ellas es que se le quiera deportar por ser un tipo peligroso. Y Justin Bieber la ha estado liando de tal manera en estos últimos meses que los ciudadanos de nacimiento ya han empezado a mosquearse. Después de ser detenido hace una semana por hacer carreras, conducir borracho y resistirse a la autoridad, entre otras lindezas, mucha gente ha empezado a decir que este niñato sobra en su país y que ya va siendo hora de que le echen fuera.

Tanto es así, que se ha puesto en marcha una petición popular dirigida a la Casa Blanca para que Justin Bieber deje de pisar suelo de Estados Unidos, algo así como una reclamación de persona non grata. Para que la Casa Blanca responda es necesario que al menos la petición reciba 100.000 firmas para antes del 22 de febrero, algo que los convocantes han conseguido de largo: ahora mismo hay 177.000 ciudadanos que piden que a Bieber se le revoque su permiso de residencia y se le invite a tomar un avión con destino a cualquier lugar de Canadá (o cualquier otro país que le quiera conceder asilo).

Deport Justin Bieber

Tarde o temprano tendrá que haber una respuesta en ese sentido que responda a la pregunta: ¿aceptarán Obama y su equipo darle la patada al niñato del flequillo? Iremos comprando patatas fritas de mientras.

share