Actualidad

Un grupo de filósofos escribe una carta en favor de Pussy Riot

Entre los intelectuales, que protestan por el brutal encarcelamiento de Nadezhda Tolokonnikova, se encuentra Fernando Savater

Nadezhda Tolokonnikova, miembro de Pussy Riot, se encuentra actualmente ingresada en un hospital carcelario de Siberia, en un movimiento por parte de las autoridades rusas a todas luces oscuro. La artista empezó una huelga de hambre el 23 septiembre, después de diez meses de encierro sin incidentes graves, cansada de las condiciones de su encierro. Hace unos días publicamos la correspondencia que mantuvo con el filosofo esloveno Slavoj Žižek desde la cárcel (por cierto, uno de los contenidos más vistos de PlayGround de la semana) y ahora te traemos una carta que han escrito para The Guardian un grupo de filósofos entre los que se encuentra el español Fernando Savater en favor de la artista encarcelada.

“Por cantar una ‘plegaria punk’ contra Vladimir Putin en la catedral de Cristo el Salvador de Moscú, Nadia Tolokonnikova y Maria Alekhina, del colectivo Pussy Riot, fueron sentenciadas en agosto de 2012 a una detención de dos años en una ‘prisión colonial’ por ‘vandalismo motivado por odio religioso’. Después de denunciar las condiciones carcelarias inhumanas y empezar una huelga de hambre, Tolokonnikova, de 24, madre de una niña de cinco años fue transferida a 4.000 kilómetros de Mordovia en la región de Krasnoyarsk en Siberia.

Según el comisario ruso de derechos humanos Vladimir Loukine, ‘servir su sentencia en esta región contribuirá a su resocialización’.

Ahí va un lenguaje que no se había oído en Rusia desde la era Soviética y su caza de todos los bohemios. De hecho, la cantante de Pussy Riot se ha convertido en un símbolo de todos los reprimidos por el régimen: gays perseguidos en el nombre de la ahora legalizada lucha contra la ‘propaganda’ homosexual, trabajadores inmigrantes explotados y brutalizados en las áreas de construcción de Sochi y aledaños, penalización de parlamentos antirreligiosos, daño ecológico significante causado por proyectos de construcción llevados a cabo sin consultar los residentes locales, la oposición amordazada, las ONGs perseguidas. En vista de estas violaciones de los derechos humanos cada vez más numerosas, Europa ha permanecido alucinantemente silenciosa.

En una carta escrita desde su prisión al filósofo Slavoj Žižek, Nadezhda Tolokonnikova critica la complacencia de los gobiernos occidentales hacia las políticas represivas y destructoras de la libertad de Vladimir Putin. En particular escribe en la revista Philosophie (noviembre 2013): ‘El boicot hacia los Juegos Olímpicos de Sochi, en 2013, sería percibido como un gesto ético’. Tal y como ha hecho Philosophie, nosotros, los intelectuales europeos, llamamos a nuestros gobiernos y a toda Europa a romper con su actitud de tolerancia culpable y poner presión al gobierno de Vladimir Putin para liberar inmediatamente a Nadia Tolokonnikova y Maria Alekhina.

Rusia es una república constitucional y un miembro permanente del consejo de seguridad de la ONU. Ha firmado la convención europea por la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales. Con los Juegos Olímpicos acercándose en febrero, es el momento de hacerles un recordatorio”.

Elisabeth Badinter, Pascal Bruckner, Alain Finkielkraut, Marcel Gauchet, André Glucksmann, Agnès Heller, Axel Honneth, Claude Lanzmann, Edgar Morin, Antonio Negri, Hartmut Rosa, Fernando Savater, Richard Sennett, Bernard Stiegler, Gianni Vattimo, Slavoj Žižek

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar