Actualidad

Estos son los fabricantes de armas que más se enriquecen con la crisis de refugiados

Airbus, Thales o Finameccanica son dueñas de un doble negocio: control de fronteras de la UE y venta de armas en los países de los que vienen los refugiados

La crisis de los refugiados se ha convertido en una catástrofe humanitaria y, a la vez, en un negocio multimillonario. Radares, helicópteros o sistemas de comunicación han pasado a ser los productos que más se comercializan para controlar las fronteras de la Unión Europea.

Lo más perverso es que las empresas que se dedican a comercializar estos productos de seguridad para el control de las fronteras son las mismas que exportan armas a los países de origen de los refugiados. Es decir, el negocio es doble. Primero, la venta de armas. Luego, en el control de las fronteras por las que entran personas cuyos países han sido devastados gracias a las tecnologías bélicas que venden esas mismas empresas. Crear crisis y beneficiarse de las mismas. Ese es el juego.

Este negocio perverso aperece explicado en un reciente informe publicado por el Transnational Institute, Stop Wapenhandel y el Centro Delàs de Estudios por la Paz. El dossier pone el foco sobre empresas como Airbus, Thales y Finameccanica, las que más dinero se embolsan con la seguridad de fronteras.

El negocio es doble, primero en la exportación de armas y después en el control de las fronteras por las que entran personas cuyos países han sido devastados gracias a las mismas empresas

Al mismo tiempo, las tres empresas son tres de los cuatro principales comerciantes de armas en Europa. En total, el año pasado ingresaron 95.000 millones de euros. Lo sorprendente es que la tecnología para el control de fronteras de estas empresas es financiada por la UE.

Como parte de una respuesta a la crisis de los refugiados cada vez más militarizada, la Comisión Europea pretende transformar la agencia de seguridad fronteriza, Frontex, en una Agencia Europea de Guardia Costera y Fronteriza más poderosa. Para ello, se ha aumentado el presupuesto que beneficia a estas empresas. Entre 2005 y 2016, el presupuesto de Frontex aumentó en un 3688%.

Al mismo tiempo, los estados miembros de la UE otorgaron licencias de exportación de armas a Oriente Medio y Norte de África por un valor de más de 82.000 millones de euros. La relación entre los dos hechos parece clara.

Airbus, Thales y Finameccanica son tres de los cuatro principales comerciantes de armas en Europa. En total, el año pasado ingresaron 95.000 millones de euros

Airbus ingresa anualmente unos 200 millones de euros. Además de recibir financiación por las medidas de seguridad de fronteras, tiene contratos con Rumanía, Francia, y la Guardia Civil española. También desarrolló, junto a Israel, el dron UAV Harfang, usado en Gaza.

El grupo francés Thales no se queda atrás. Es la empresa que se ha llevado más proyectos de investigación y desarrollo financiados por la UE, tiene contratos con la Guardia Civil española y con las fuerzas de seguridad de Letonia y se cree que está construyendo el muro entre Túnez y Libia.

La UE ha aumentado el presupuesto de control de fronteras en un 3688% mientras otorgaba licencias de exportación de armas a Oriente Medio y el Norte de África

La italiana Finameccanica está salpicada de corrupción, comisiones ilegales y dinero negro y está siendo examinada por la policía tributaria italiana. A estas tres empresas se suman otros gigantes tecnológicos como Indra y Safran, que también reciben financiación de la UE.

Las organizaciones autoras del dossier califican de "cínica" la conexión de la venta de armas a zonas en conflicto con el control fronterizo. Lo cierto es que los datos muestran una combinación de negocio y muerte totalmente descarada. Pero, aún peor, esos datos también evidencian que l a propia UE tiene gran parte de culpa tanto de la crisis de refugiados como de las guerras de las que huyen.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar