PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

¿Que cómo puedes cambiar el cambio climático? Difunde este documental

H

 

Hoy se ve en 220 territorios del mundo un documental crucial para entender lo que se está negociando en París

Luis M. Rodríguez

02 Diciembre 2015 20:40

Estamos jodidos, porque lo estamos jodiendo. Y seguimos mirando a otra parte...

Que nuestros excesos están arruinando el planeta hasta el punto de poner en peligro nuestra propia supervivencia como especie es algo que nadie —nadie con dos dedos de frente, al menos— pone en duda. Lo que sí aparece envuelto en dudas es nuestra tibia reacción ante ese asunto, nuestros esfuerzos para invertir una tendencia que parece imparable.

Porque, ¿qué estamos haciendo al respecto?

La pregunta va dirigida no al político de turno —o no sólo—, sino a cada uno de nosotros. Y para hacer que tenga más impacto, viene ilustrada con potentes imágenes. Estampas de negocio y muerte como esta:



O esta:


Secadero de aletas de tiburón en China.

Mientras los prohombres de la política internacional debaten en la Cumbre del Clima de París, Discovery Chanel se ha propuesto hacer ruido estrenando ante la audiencia global el nuevo documental de Louie Psihoyos, fotógrafo y cineasta al que conocerás por su laureado —se llevó el Óscar al Mejor Documental en 2010— The Cove. Aquí abajo te dejamos su tráiler, por si te fallara la memoria.

Loading the player...



Ver a miles de adorables delfines desangrándose en las aguas del Parque Nacional de Taiji, arponeados o acuchillados a quemarropa, es de esas imágenes que se te quedan irremediablemente cosidas a la sesera. Seis años después de aquello, Psihoyos quiere lograr ese mismo efecto turbador con Racing The Extinction, aumentando su radio de preocupación al conjunto del reino animal. Los motivos, sobran.


En los últimos 40 años, la Tierra ha perdido la mitad de su biodiversidad animal


El año pasado los científicos de la World Wildlife Federation (WWF) y la Sociedad Zoológica de Londres unían esfuerzos para elaborar un informe que arrojaba datos escalofriantes: en los últimos 40 años, la Tierra ha perdido la mitad de su biodiversidad animal.

“¿Quién puede creer que un sistema económico y social que produce estos efectos es un sistema sano? ¿Quién, a la luz de esta pérdida, puede llamar a esto progreso?”, se preguntaba el escritor y activista George Monbiot desde las páginas de The Guardian.


Este no es un daño inevitable, sino una consecuencia de la manera en la que elegimos vivir (Ken Norris, director científico de la Sociedad Zoológica de Londres)


"Si la mitad de los animales del zoo de Londres murieran la próxima semana, eso sería noticia de portada. Pues eso mismo está pasando al aire libre y a pocos parece importarle", comentaba entonces el director científico de la Sociedad Zoológica de Londres, para luego recordarnos: "Este no es un daño inevitable, sino una consecuencia de la manera en la que elegimos vivir".



Psihoyos suscribiría esas palabras. Él y cualquiera que se aproxime de forma seria a la evidencia científica. Porque las cosas podrían ser aún peores de lo que creemos. 

"Los científicos, por naturaleza, intentan ser conservadores en sus predicciones por miedo a alienar a sus colegas", nos cuenta el director. "Uno de los problemas con las predicciones es que nunca llegamos a comprender en su totalidad los modelos subyacentes hasta que es demasiado tarde, y muchas veces existen efectos cascada que no sabemos prever". 

"Los científicos han estado prediciendo un aumento del nivel del mar de entre 1 y dos pies para el final de siglo, pero de entrada se olvidaron de considerar la naturaleza aditiva del carbono negro, que absorbe y atrapa el calor. Y también tardaron en introducir en sus cálculos el hecho de que toda el agua ártica ahora expuesta al sol por razón del deshielo va a absorber aún más calor. Y luego descubrieron nuevos ríos bajo las capas de hielo que están acelerando su deslizamiento. Ahora algunas predicciones ya hablan de un aumento del nivel del mar de 10 pies o inluso más...

Y lo mismo pasa con las especies. Nos estamos dando cuenta ahora de que existe una complejidad inherente a esta telaraña de vida. Todos estamos conectados".

A la luz de esa realidad, los biólogos llevan tiempo advirtiendo que la Tierra está entrando en su sexta gran extinción, y esta vez la causa es diferente. "Un meteorito acabó con los últimos dinosaurios. Esta vez la Humanidad se ha convertido en el meteorito", explica el director.

Las primeras cinco extinciones masivas fueron causadas por fenómenos naturales. Ahora, sin embargo, es una de las especies, la humana, la que estaría provocando la desaparición acelerada de las demás.


Los biólogos advierten que la Tierra está entrando en su sexta gran extinción, y esta vez la causa es el hombre


Nosotros somos el verdugo. Nuestro consumo y sus efectos —entre ellos, el cambio climático, la polución y la destrucción de hábitats— está devastando un mundo natural que es infinitamente más fascinante y complejo que las cosas que producimos. Esa es nuestra locura. Y además es una locura a todas luces insostenible.

El informe de WWF concluía que se necesitarían 1,5 planetas Tierra para poder mantener en el futuro próximo los niveles actuales de consumo global. Así que ya podemos ir reservando sitio en... ¿Marte?


Se necesitarían 1,5 planetas Tierra para poder mantener en el futuro próximo los niveles actuales de consumo global


El ecologismo que sabe a thriller

Louie Psihoyos y los activistas de su Oceanic Preservation Society (OPS) quieren llamar nuestra atención hacia ese destrozo. Y lo hacen de la mejor manera que saben: dirigiendo su audacia visual y sus tácticas de guerrilla periodística hacia esa verdad que rara vez podemos ver con los ojos.

"La mayoría de documentales parecen conferencias médicas en las que te dan muchos datos pero no hay historia", comentaba recientemente el director en declaraciones a Wired. "El objetivo es ser una mosca en la pared, una persona que pasa desapercibida. Pero si logras envolver eso en una fábula de aventuras, de excitación y redención, y contar una buena historia, la gente está dispuesta a escuchar casi cualquier cosa que le quieras contar".

La idea es impactar, entretener, y a la vez transmitir información relevante de esa que demasiado a menudo queda silenciada.

"Cuando la gente ve nuestras películas, quiero que sientan como si hubieran caído en un mundo distinto, que digan esto no es nuestra bonita vida. Estamos intentando que la gente despierte a lo que realmente está pasando".


La cría de animales para el consumo humano genera más gases de efecto invernadero que todo el sector del transporte


Para Psihoyos, la imagen puede ser el motivador definitivo a la hora de incitar al cambio

"Los directores y productores de Hollywood se refieren a la audiencia como 'culos en asientos'. Para algunos de ellos, no somos más que '10 dólares y una caja de palomitas'. Yo miro a la audiencia como corazones en asientos. Intento cambiar sus corazones", nos cuenta el director.

"Como población estamos haciendo algo disparatado, estamos aniquilando especies más rápido de lo que podemos llegar a medir. Nuestra época es el Antropoceno, que significa la Era del Hombre. Irónicamente, Homo sapiens significa los hombres sabios. Y aún así estamos destruyendo el sistema que sustenta nuestra vida". 


El tráfico de productos animales es el segundo mercado mundial después del de las drogas


"Cuando ves nuestras películas puede que estés varios días procesando información. Y en ese proceso estás cambiando. Te estás volviendo más humano, más despierto. Es por eso que nos gusta referirnos a nuestras películas como armas de construcción masiva. Son lo contrario a una bomba. Nosotros no matamos. Nosotros creamos aliados".



Como The Cove, Racing Extinction es un thriller en el que no faltan las cámaras ocultas en botones, bolsos, colgantes o botellas de agua, las operaciones encubiertas, las identidades ficticias o los encontronazos con las autoridades y las mafias de turno. Porque, más allá de los efectos ambientales, la perdida de la biodiversidad animal tiene mucho que ver con los mercados negros.

Ahí va un dato para pensar: el tráfico de productos animales es el segundo mercado mundial después del de las drogas.


Loading the player...



Racing Extinction podrá verse esta noche a través de Discovery Channel. El filme se irá estrenando de manera encadenada a lo largo de 24 horas en 220 países y territorios dependientes del mundo (en España podrá verse a las 22.00 horas de hoy), y aspira a ser el catalizador de una campaña viral que pretende mover a los espectadores a actuar.

“Discovery tiene potencial para alcanzar a 2.400 millones de personas en todo el mundo”, explica John Hoffman, vicepresidente ejecutivo de documentales y especiales del canal. “La película señala las cosas más importantes que podemos hacer, pero #StartWith1Thing quiere animar a la gente a proponer sus propias ideas que, con suerte, se viralizarán por todo el mundo”.


Un vegano que conduzca un Hummer utiliza menos energía que una persona que coma carne y vaya en bicicleta


De entrada, Psihoyos nos sugiere algo que todos podemos hacer, sin demasiado esfuerzo.

"La cría de animales para el consumo humano genera más gases de efecto invernadero que todo el sector del transporte. El 90% de los bosques tropicales ha asido talado para alimentar a reses. Estamos criando animales para luego matarlos por sus proteínas. Y eso es una locura, porque podemos obtener esas proteínas de las plantas.

Si todos los estadounidenses dejaran de comer carne, huevos y aves de corral un día a la semana, sería igual que quitar 7,6 millones de coches de la carretera. Un vegano que conduzca un Hummer utiliza menos energía que una persona que coma carne y vaya en bicicleta. Así que si quieres cambiar el mundo, puedes empezar por cambiar tu dieta".

Como dicen en un momento del filme: “La gente que se dedica a esto dice que no hay nada que hacer. Pero más vale encender una vela que maldecir a la oscuridad”.


#cambiaelcambio

share