Actualidad

El "violador del ascensor", excarcelado por la doctrina Parot, vuelve a cometer 4 agresiones sexuales

Pedro Luis Gallego ha sido detenido de nuevo. Condenado a 273 años de prisión por homicidio y violación, fue liberado en 2013.

Pedro Luis Gallego, de 59 años y originario de Valladolid, cometió su primera agresión sexual con tan solo 19 años, en 1976. Estuvo en libertad hasta que ingresó en prisión en 1979. Conocido como el "violador del ascensor" salió de la cárcel y volvió entrar en varias ocasiones tras reincidir en sus delitos hasta que, a mediados de los años 90, fue condenado y encarcelado por última vez.

Fue el responsable de la muerte de dos jóvenes de 17 y 19 años. También se le acusaba de 18 violaciones. La pena ascendía a 273 años de prisión. En 2012, el Tribunal Supremo acordó que no sería liberado hasta 2022. Sin embargo, la derogación de la doctrina Parot supuso la excarcelación de Gallego en 2013. No cumplió más de diez años de condena.

La doctrina Parot fue establecida por el Tribunal Supremo en 2006 y refrendada por el Tribunal Constitucional. Su aplicación pretendía endurecer las condenas ya que anteriormente el Código Penal español aplicaba redenciones sobre una única condena de 30 años de prisión, el máximo cumplimiento.

Sin embargo, e n 2012 el Tribunal de Derechos Humanos, con motivo del recurso presentado por el terrorista Henry Parot, obligó a España a derogar la doctrina ya que vulneraba los derechos deque hacían referencia a la libertad y la seguridad, recogidos en el Convenio Europeo de los Derechos Humanos. El estado español se vio obligado a retirar la doctrina. Su derogación supuso la excarcelación de hasta 63 miembros de la banda terrorista ETA y de otros presos, entre los que se encontraba Gallego.

Para llevar a cabo sus agresiones, Gallego aprovechaba su trabajo como mecánico de ascensores. Esperaba a que sus víctimas entraran en el portal y después las reducía en el interior del cubículo para violarlas.

Su liberación fue una decisión muy polémica. La reincidencia del agresor puso en vilo a la localidad de Honcalada, un pequeño pueblo de Valladolid al que se mudó tras salir de la cárcel. Los vecinos colgaron carteles de que no querían a un violador cerca de sus casas, según recoge El Confidencial. Las niñas de la localidad llegaron incluso a portar silbatos colgados del cuello por temor a ser agredidas mientras caminaban solas.

Las niñas de Honcalada (Valladolid) llegaron incluso a portar silbatos colgados del cuello por temor a ser agredidas mientras caminaban solas

El pasado mes de diciembre se reportaba una primera denuncia tras su estancia en prisión. La víctima había conseguido escapar del agresor, que intentó abusar sexualmente de ella. Fue en Madrid, en las inmedicaciones del hospital de La Paz, en una de las calles de la urbanización del barrio del Pilar. Después de ese intento frustrado, Gallego volvió a la carga. En mayo se cobraba la primera víctima. En apenas tres meses, cometió dos agresiones más. Las cuatro víctimas no superan la veintena de edad. La menor tiene 17 años.

Las sorprendía de noche, en un aparcamiento cercano a un parque. Las acechaba por detrás, las apuntaba con una pistola en la cabeza y las obligaba a ponerse un antifaz para que apenas pudieran verle ni saber adónde las llevaba. Las metía maniatadas en la parte trasera de un coche y las llevaba, durante aproximadamente dos horas, hasta su piso de Segovia, a una hora de Madrid. Horas después las soltaba en la misma zona donde las había secuestrado. Al menos así sucedió en dos ocasiones, según describieron las víctimas.

Gracias a las bases de datos policiales y a los rasgos físicos descritos aportados por las víctimas, se limitó el número de sospechosos. Gallego se encontraba entre los candidatos. La policía intensificó la vigilancia en la zona y comenzó a seguir de cerca al agresor. También tenían muestras de su ADN. Finalmente, hoy se ha llevado a cabo su detención.

La reincidencia de Gallego ha vuelto a poner sobre la mesa la polémica derogación de la doctrina Parot que ha permitido que otros violadores vean reducidas sus penas y , en muchos casos, vuelvan a repetir las mismas agresiones.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar