Actualidad

Nuestra monogamia podría ser consecuencia del impacto de las ETS en el pasado

La monogamia se instauró en las sociedades primitivas como una forma de luchar contra las enfermedades de transmisión sexual, según este estudio

ets ets

Una de las consecuencias de la llegada de la agricultura, hace 10.000 años, fue que los seres humanos pasaron de tener muchas parejas a tener solo una. Pero las verdaderas responsables de la transición a hacia una sociedad monógama podrían haber sido las enfermedades de transmisión sexual.

Así lo afirman los científicos Chris Bauch, de la Universidad de Waterloo y Richard McElreath, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Alemania, en un nuevo estudio publicado en la revista Nature Communications.

Con la llegada de la agricultura, nuestros antepasados abandonaron la sociedad polígama (en la que el hombre si que tenía varias parejas pero la mujer no) debido al auge de las ETS en las primeras comunidades agrarias. “La poligamia era más común en los cazadores-recolectores y parece desvanecerse cuando nos convertimos en agricultores”, explica Bauch, coautor del proyecto.

Los científicos utilizaron un modelo de simulación por ordenador para explorar cómo las interacciones entre el tamaño del grupo, las dinámicas de infecciones de transmisión sexual y las normas sociales explicarían la imposición de la monogamia en la sociedad agrícola. Analizaron cómo la clamidia, la gonorrea y la sífilis afectaban a dos comunidades, la primera compuesta por 30 individuos cazadores-recolectores y la otra formada por 300 agricultores, en un periodo de tiempo de 30.000 años y a través de 2.000 simulaciones.

Las conclusiones a las que llegaron fueron curiosas.

En el caso de las comunidades polígamas pequeñas, los investigadores descubrieron que los brotes de ETS duraban poco tiempo, permitiendo que la población polígama se recuperara rápidamente y siguera teniendo mayor descendencia que las personas monógamas.

El auge de las enfermedades de transmisión sexual podría explicar el paso de una sociedad polígama a otra monógama

Sin embargo, el impacto de las ETS en las comunidades polígamas de mayor tamaño era devastador. En ellas, las enfermedades como la clamidia y la gonorrea se convirtieron en endémicas y la población cayó en picado, posibilitando la dominancia de las comunidades monógamas. Estas castigaban a los polígamos y les imponían la monogamia a través del ostracismo social.

En resumen, el estudio concluye que las ETS podrían haber jugado un papel muy importante en el desarrollo de la monogamia impuesta socialmente, un modelo relacional que coincidió con el auge de las grandes comunidades agrícolas.

Pese a que existen pocos datos sobre la prevalencia de las enfermedades de transmisión sexual en estas comunidades, las averiguaciones son excitantes y, como dice la antropóloga de la Universidad de Oxford, Laura Fortunato, podrían trasladarse a las comunidades modernas.

Otros científicos califican esta teoría como poco probable. Kit Opie, investigador de la Universidad College de Londres cree que las sociedades primitivas no tenían por qué ser polígamas. Para ello se basa en el comportamiento de las actuales sociedades de cazadores-recolectores. Estas sociedades siguen un modelo parecido a las sociedades primitivas y, pese a que en estos pueblo la poligamia está permitida, no es algo que se suela practicar. 

Pero para los autores del estudio estas valoraciones no invalidan su hipótesis y quieren seguir investigando. Ahora están trabajando en un nuevo estudio que hace una distinción entre el matrimonio y el apareamiento, con el objetivo de aportar nuevas ideas alrededor de la cuestión.

[Vía The Guardian]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar