PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Este Buda de 600 años de antigüedad acaba de emerger del agua en China

H

 

El tesoro arqueológico construido en la dinastía Ming mide casi 4 metros. También se ha encontrado la base de lo que podría ser un templo de la antigua ciudad china Xiaoshi

PlayGround

17 Enero 2017 16:49

El período de la dinastía Ming, que gobernó en China entre 1368 y 1644, fue conocido como uno de los más prósperos y de mayor estabilidad social. Bajo el  gobierno de los Ming se construyó una vasta flota y un extenso ejército. Se realizaron también numerosos proyectos de construcción, incluyendo el Gran Canal, la Gran Muralla y la fundación de la Ciudad Prohibida en Pekín durante el primer cuarto del siglo XV. Se estima que la población a finales del reinado de los Ming era de entre 160 y 200 millones de personas.

Ahora, 600 años después, la dinastía Ming vuelve a sorprendernos. La bajada del nivel del agua en un embalse situado en la provincia de Jiangxi ha dejado al descubierto un tesoro arquitectónico hasta ahora desconocido.

Se trata de una figura de Buda, de casi 4 metros de alto, tallada en un acantilado. El agua del embalse la había cubierto completamente. Fue un residente quien vio por primera vez la cabeza del Buda, el mes pasado, cuando el nivel del agua bajó más de 10 metros durante unos trabajos en una puerta hidroeléctrica.

Los arqueólogos dicen que la estatua podría datar de la dinastía Ming. "Un estudio preliminar sugiere que fue construida probablemente a inicios de la dinastía Ming, tal vez durante la dinastía Yuan", dijo Xu Changqing, director del Instituto de Investigación Arqueológica de la provincia de Jiangxi.

La estatua es tan sólo la punta de un tesoro arqueológico sin explotar. La base de la sala de un templo también fue hallada bajo el agua. Los archivos locales sugieren que el embalse está ubicado en las ruinas de una ciudad antigua llamada Xiaoshi.

 El agua ayudó a conservar la estatua

El hecho de que la estatua estuviera sumergida en agua ayudó a preservar la estatua, que presenta una escultura sorprendentemente detallada. "Si la estatua no hubiera sido preservada en el agua, habría podido sufrir oxidación u otros riesgos", añadió Xu.

Muchas reliquias culturales fueron destruidas durante la Revolución Cultural del país en 1960, para deshacerse del estilo "viejo, supersticioso y feudalista". China es el hogar de un gran número de estatuas de Buda talladas en acantilados y cuevas. La más famosa es la del Gran Buda de Leshan, la más alta del mundo.

Varios historiadores aseguran que la estatua fue construida como una especie de protector espiritual para calmar la corriente rápida que fluye en el lugar donde los dos ríos convergen.

[Vía: CNN]







share