PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Estas son las estadísticas del Mundial que la FIFA no quiere que veas

H

 

La ONG Article19 publica un dossier sobre la represión y la violencia policial contra movimientos sociales antes y durante la cita futbolística

Natxo Medina

14 Julio 2014 17:23

Que a la FIFA le crecen los enanos no es ningún secreto a estas alturas. Aquí hemos hablado en varias ocasiones sobre los problemas de imagen que enfrenta la organización, derivados de sus prácticas abusivas y su presunta corrupción interna. El conflictivo Mundial que acabó ayer es sólo la punta de un iceberg que tiene en Qatar 2022 su lado más oscuro. Tanto que el mismísimo Sepp Blatter, el muy cuestionado presidente de la Asociación, ha acabado afirmando que declarar sede al país árabe fue un error.

Pero, ¿qué hay de los gobiernos con los que la FIFA negocia? En el caso de Brasil, la veterana organización por la defensa de la libertad de expresión Article19 lo deja bien clarito en un reciente informe: el gobierno de Dilma Rousseff es culpable. Durante el último año, el país se ha visto envuelto en una escalada de protestas y descontento social que ha sido contestada con tremenda violencia por parte de la policía militar. Según la organización, los representantes del poder no sólo han respondido mirando hacia otro lado, sino que durante los últimos meses se han presentado en el Congreso diversos proyectos de ley que tratan de criminalizar la disidencia, de forma parecida a la llamada “Ley Mordaza” que la semana pasada fue aprobada en España.

El informe de Article19 detalla que el uso de la violencia para reprimir las numerosas movilizaciones ha sido una constante, con una utilización indiscriminada de pelotas de goma, gases lacrimógenos e incluso armas de fuego. Esto ha tenido como consecuencia numerosos heridos de diversa consideración y ha causado la muerte de algunas personas. Además de la violencia se han registrado centenares de detenciones, muchas de ellas irregulares, y un ataque repetido contra los medios y periodistas que trataban de cubrir las protestas. Algunos han sido detenidos y otros permanecen bajo arresto en estos momentos. Nada que se salga de lo esperable en un país cuyo modelo policial se basa en los preceptos heredados de los años de dictadura militar.

Si hay un lado positivo en todo este desaguisado es la solidez que en los últimos años están logrando los movimientos sociales brasileños, algunos de ellos citados en el informe como el popular MPL (Movimiento Passe Livre). En situaciones de inquietud profunda, la sociedad civil se organiza y trata de prosperar frente a los embates del poder. Con unos números como los que Article19 presenta en esta infografía, las alertas del superviviente no tienen más remedio que activarse.

Brasil Protests Stats

share