Actualidad

Los escritores alzan la voz contra el espionaje digital

Más de 500 autores de todo el mundo, premios Nobel incluidos, firman un comunicado por la creación urgente de una "Declaración Universal de los Derechos Digitales"

"Un hombre bajo vigilancia no es ya un hombre libre. Una sociedad bajo vigilancia no es ya una democracia". Estas son las contundentes palabras que utilizan los más de 500 autores que firman una carta abierta, dirigida a las Naciones Unidas, para la redacción urgente de una " Declaración Universal de los Derechos Digitales" que sirva para asegurar que nuestros movimientos a través de la red son todo lo privados que nosotros queramos, y sobre todo proteger nuestros derechos en ocasión de que nuestra intimidad se vea amenazada.

La petición, que ha sido firmada, entre otros, por autores como Ian McEwan, Don DeLillo, Günter Grass, Orhan Pamuk, Lionel Shriver, Will Self o Kazuo Ishiguro, nace al calor de los recientes escándalos que han venido salpicando a los gobiernos de Estados Unidos y Grab Bretaña en los últimos meses, desde el momento en que Edward Snowden decidiese que ya estaba bien de espiarnos a todos y que eso el pueblo lo tenía que saber. Los suscriptores de la carta abierta sostienen que semejantes prácticas de espionaje no pueden ser toleradas, ya que "para mantener cualquier validez, nuestros derechos democráticos necesitan aplicarse igual en el espacio virtual que en el real".

Buena iniciativa, e importante por el renombre de muchos de los firmantes, que además llega en un momento de especial sensibilidad en el cual algunas de esas corporaciones (Facebook, Google et al.) y gobiernos que se han pasado años atándonos en corto empiezan a verle las orejas al lobo y se proponen hacer actos de contrición pública, que ya veremos si se materializan en verdaderas acciones.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar