Actualidad

"Si escribo sobre feminismo es para aprender", @_llorona

Ana Cecilia Álvarez es editora online de la revista ADULT; hablamos con ella de sexo, periodismo y literatura

Ana Cecilia Álvarez tiene 22 años. Es de origen mexicano pero vive en Nueva York, donde trabaja como editora online de la revista ADULT; un espacio selecto, dedicado a la creación y al erotismo que cuenta con cada vez más lectores. El erotismo, la literatura y el arte son, de hecho, algunos de los tópicos que definen el mundo de esta joven.

Además de editora, Ana Cecilia también es curadora, fotógrafa, escritora y activista. Cuando le pedimos que se defina para nosotros, ella prefiere ser mantener la cautela y decir que aún no se atreve a hacerse llamar escritora. Añade al respecto una cita de Tavi Gevinson que utilizó para una exposición “Still Figuring It Out”: “todavía sigo averiguándolo”.

Averiguando, buscando, e intentando dar sentido a su presencia en el mundo, Ana Cecilia vive por y para sus inquietudes. Ella está convencida de que el erotismo también es una herramienta política, de que el periodismo es un modo de literatura, y de que la voz potente de algunos escritores jóvenes nos ayudará a ser más libres.

A continuación nuestra charla. Y por cierto, no te pierdas su página web aquí.

2014 empezó muy caliente y muy comprometido con el feminismo en los medios de comunicación: que si el vello volvía a los sobacos y al pubis de la mujer, que si este año ellas (y no ellos) serían las protagonistas en el cine, en la literatura y en las artes, en general. Que si figuras como Lupita, Dakota, Lena o Tavi serían nuestros nuevos referentes indiscutibles… Al menos, así es como hemos lo vivido en Europa en los últimos meses. Como experta en todo esto. ¿Crees que se trata de una moda? ¿De una tendencia mediática? ¿O sin embargo lo ves como un paso más allá hacia la normalización de ciertos temas?

¡Bueno, “experta” tampoco! Aunque sí he escrito varias veces sobre la tensión de ver estas conversaciones como una moda o una nueva conciencia emergente. Yo diría que se trata un poco de cada cosa. Hace un par de anos, empecé Bluestockings porque sentí el termino “feminismo” un poco olvidado o descuidado. Ahora siento que rodea varias conversaciones, como describes. Lo que me preocupa es que dentro de su popularidad se haya simplificado demasiado, se haya confundido como una “identidad” que puede ser vendida o consumida, en vez de una postura continuamente a la defensiva, que se corrige y se adapta. Como dije, escribo sobre el feminismo no porque tenga una postura particularmente refinada, sino porque todavía tengo mucho que aprender.

Por esto me alegra que ahora temas como la violación sexual o la violencia contra los transexuales tengan una reemergencia en la conciencia popular gracias a el nuevo “caché cultural” del feminismo. Pero no podemos quedarnos complacientes. No podemos llamar esto una “victoria” o un “avance.” Nunca hay que olvidar quién sigue teniendo el poder. Laverne Cox lo dijo a la perfección. Cox hablaba específicamente sobre la comunidad transexual, pero creo que su mensaje todavía se puede seguir aplicando:

El hecho de que hay algunas personas transexuales que tienen carreras bonitas y momentos de visibilidad no significa que una gran cantidad de personas transexuales no estén en peligro. Debemos recordar aquellas personas que tienen dificultades, en particular las mujeres trans de color que se encuentran en la márgenes."

Por eso, aunque el feminismo se haga más y más central, siempre hay que permanecer en los márgenes.

Eres editora online de la revista ADULT. Por lo que tengo entendido se trata de una revista erótica con mucha clase (y alejada de ejemplos como Playboy o Lui). ¿Qué público crees que es el más interesado en esta clase de contenidos? ¿Por qué crees que últimamente nos interesa una pornografía un poco “refinada” con una estética más sencilla, luminosa y suave?

Las jefas de ADULT son Sara Nicole Prickett y Berkeley Poole, editora y directora creativa respectivamente de la revista. Me acuerdo de que en una entrevista a propósito, Sarah Nicole contó algo que a mí también me ocurre: después de pasarse todo el día en la computadora, y cuando quiere tomarse un momento privado para sí misma, le gusta regresar a la cama con un libro. ADULT viene a ser ese libro perfecto que queremos tener entre las sábanas.

Por eso no creo que se trate tanto de un estilo sencillo o refinado, sino de algo completamente opuesto. De hecho creo que en futuras ediciones de la revista habrá mucho más desgarro y oscuridad. Ya no será sólo pornografía, sino algo más fuerte. Algo grueso, que nos hará tomar tiempo para digerirlo. Como un buen amante.

Mi reto es cómo trasladar eso al Internet, que prácticamente demanda un consumo vacuo de contenido. El balance pasa por no caer en la tentación de ser siempre “oportuna”, y en vez de eso, presentar escrituras e imágenes que te hablan cercanamente, una y otra vez.

¿Y entonces qué pornografía te gusta a ti?

Solo soporto la pornografía lesbiana. Bueno, no la “soporto”, me encanta.

El pasado San Valentín organizaste una lectura de literatura erótica para celebrar el “día del amor”, ¿quiénes crees que son los mejores autores de antes y de ahora que aborden este género? Para que un texto de este género funcione, ¿qué componentes ha de tener?

La lectura de Ariana Reines, esa noche particularmente, me dejo helada; me tuvo en un hilo con cada sílaba que susurró. Esa noche de lecturas definió la categoría de “escritura erótica” libremente —hubo momentos cómicos, embarazosos, cargados, sensuales. Es decir, al menos en mi opinión, lo erótico es lo sentido… cualquier sea el sentimiento. La peor “escritura erótica” es esa que revela su esfuerzo, que se preocupa por sólo por manifestar su erotismo. La mejor tiene que ahogarte suavemente, sin demasiado esfuerzo, y dejarte poco a poco sin aliento.

Respecto a los autores, acabo de terminar My 1980 and Other Essays por Wayne Koestenbaum —su lirismo me llevaba dando círculos no más para dejarme tirada y mareada. Pero si quieres temblar al leer, búscate las cartas que Frida le escribió a Diego.

En la literatura actual joven, y sobre todo entre las autoras relacionadas con la Alt Lit, encuentro muchísimo sexo sucio, muchísimas orgías, muchísimas drogas, y también leo una obsesión por documentar las experiencias sexuales, como por ejemplo este famoso texto de Megan Boyle. ¿La vida real de la juventud norteamericana es realmente así? ¿A qué crees que se debe esta apertura?

Depende de a quién le preguntes, pero creo que en general las cosas sí se ponen un poco resbalosas y incestuosas, especialmente en Nueva York. Yo nunca he necesitado preocuparme por contar mis relaciones íntimas con una persona. Pero si escribiera una lista como la que hizo Megan Boyle, en ella hablaría de personas con quienes solo he compartido un par de besos o pocos momentos efímeros, pero que quedaron a fuego en mi memoria. Esos serían mucho mas notables que las historias de las personas que han compartido mi cama en Nueva York. Preferiría hablar de mis intimidades, mis amistades o mi relación conmigo misma. Para mí importan más que la mayoría de las aventuras sexuales, drogadas y con alcohol, que me echado aquí, o peor todavía, en Barcelona. Es decir, sí hay mucho sexo, pero en realidad los momentos íntimos se cuentan con los dedos de una mano.

Dices que también has vivido en Barcelona. ¿Qué cultura de todas las que conoces te parece la más tolerante? ¿Qué diferencias encuentras entre la fiesta de aquí y la de allí?

Te juro que muero por regresar a Barcelona. Es incomparable con Nueva York. El ritmo de existir es otro completamente, allí se disfruta mucho más. Si en Nueva York tomo un taxi cuando ya no aguanto un segundo, en Barcelona me quedaba afuera hasta que el Metro abriera, si no estaba ya encamada en la playa.

Ahora recomiéndame brevemente…

tres nombres de artistas jóvenes que debamos seguir en Tumblr:

ADULT (tengo que recomendar!), Juliana Huxtable, y Girl Canon

tres tuiteros que no debamos perdernos:

@wkndpartyupdate me mata de risa, @pushinghoops lo dice como es, obtengo todas mis noticias de @snpsnpsnp

tres revistas de cultura que toda feminista debería seguir:

Illuminati Girl Gang, The New Inquiry, y viejas ediciones de Heresies

tres libros que inspiren a Ana Cecilia Álvarez:

Mejor tres autoras: Susan Sontag, Sylvia Plath, Adrienne Rich

tres películas eróticas que nos enamorarán:

Y tu Mama También, Lost In Translation Cruel Intentions

Ana Cecilia Álvarez

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar