Actualidad

Muerte en la peluquería: así funciona el "síndrome del salón de belleza"

Si las peluquerías ya son sitios escalofriantes por si solos, imagínate tras conocer esta noticia

Las peluquerías son lugares creados expresamente para el drama. Los trasquilones, los tijeretazos mal dados, el "córtame dos dedos" que acaba convirtiéndote en Cristóbal Colón o esos tintes infernales que queman el cráneo y te hacen sufrir. Y no solo eso. También son lugares para la muerte.

Por si fuera poca la ansiedad que produce cruzar la puerta del infierno de la peluquería, debes saber que esos metros cuadrados repletos de champú, laca, secadores y lavacabezas también esconden una enfermedad mortal. Conocida comúnmente como 'síndrome del salón de belleza' esta extraña patología provoca daños en la arteria del cuello durante el lavado de cabello.

Si no fuera suficiente con los dedos huesudos del peluquero incrustándose en tu cuero cabelludo, ahora también puedes morirte en el lavacabezas de un derrame cerebral. GE-NIAL.

Aunque pueda sonar a coña, este raro síndrome, cuyos primeros casos documentados datan de 1993, se produce cuando las arterias del cuello se cortan o desgarran a causa de la hiperextensión de la zona.

via GIPHY

“Cuando una de esas arterias cervicales resulta dañada de algún modo, puede darse lo que se llama disección, un daño en el interior del vaso sanguíneo, que lleva a un flujo y a una coagulación anormales, y luego dichos coágulos pueden ascender hasta el cerebro y causar un derrame”, declaró el doctor en medicina Steven R. Zeiler, jefe de investigaciones en accidentes cerebrovasculares del Johns Hopkins a Buzzfeed.

Aunque en un primer momento los síntomas puedan ser similares al típico derrame cerebral (entumecimiento, pérdida de equilibrio, dificultad para hablar, debilidad, desmayos, cambio de comportamiento), el síndrome del salón de belleza incluye otros indicadores como mareos e inestabilidad de manos, intensos dolores de cabeza, pérdida de visión o visión borrosa, hinchazón del cuello y cambio en el gusto.

via GIPHY

Si después de leer esto te estás planteando convertirte en la nueva Rapunzel de tu barrio y no volver a pisar jamás una peluquería, no temas. Aunque no se ha estudiado mucho acerca de la patología, la edad, la aterosclerosis y un revestimiento arterial sensible pueden ser algunos de los detonantes más probables del síndrome. Y no es tan fácil que te ocurra.

Además, pese a que se le denomine así, el síndrome del salón de belleza no se produce únicamente en las peluquerías. Más bien tiene que ver con actividades que requieran extender el cuello o mirar excesivamente hacia arriba durante periodos de tiempo largos.

Así que cero dramas y ve a la peluquería de una vez. Que llevas unas raíces terribles.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar