Actualidad

Descubren restos de un continente perdido bajo las aguas del Océano Índico

Científicos encuentran en la isla Mauricio fragmentos del vetusto continente Mauritia que unía, hace millones de años, Madagascar y la India

Bajo las aguas del Océano Índico, en las oscuras profundidades marinas, se esconden los restos del llamado "continente perdido". Pero enterrada bajo la isla Mauricio, un equipo de científicos parece haber encontrado una huella de ese inmenso terreno que desapareció.

Unos trozos de mineral hallados en las rocas -expulsadas en las erupciones volcánicas que originaron Mauricio- han resultado ser miles de millones de años más viejos que la propia isla. Se trataría de pequeños fragmentos que quedarían de lo que un día fue Mauritia.

Para comprender la historia hay que remontarse tiempo atrás. Hace 200.000 millones de años, cuando la faz de la Tierra presentaba un aspecto bien distinto, gran parte del terreno estaba unido en el supercontinente Gondwana. Sin embargo, debido al movimiento de las placas tectónicas, el supercontinente se comenzó a desgarrar para formar lo que son hoy África, Antártida, India, America del Sur y Australia.

A Mauritia, que habría conectado una vez en ese supercontinente a Madagascar y la India, se la habrían tragado las aguas hace 84.000 millones de años.

Islas Mauricio

Teniendo en cuentas las fechas anteriores, la isla Mauricio es muy joven en términos geológicos: surgió de gigantescas erupciones submarinas hace apenas ocho o nueve millones de años. De acuerdo a los expertos, es por eso por lo que la Tierra se compone de dos partes: "los continentes, que son viejos y los océanos, que son 'jóvenes'".

"Mauricio es una isla, y no hay roca de más de nueve millones de años en la isla, sin embargo, al estudiar las rocas de la isla, hemos encontrado circones que son tan viejos como 3.000 millones de años", dice Lewis Ashwal, uno de los miembros del equipo, de la Universidad de Witwatersrand en Sudáfrica.

Los circones -una piedra preciosa que puede ser de tonos incoloros, amarillos, rojos, marrones, azules o verdes- hicieron pensar a los investigadores que ese material no había emergido de las aguas. Debido a que poseen un registro de todos los procesos geológicos que sufren, se pueden fechar con buena precisión y estos eran de hace 3.000 millones de años.

"El hecho de que hayamos encontrado circones de esta edad demuestra que en Mauricio existen materiales de la corteza terrestre mucho más antiguos, que solo pudieron originarse en un continente", manifiesta Ashwal.

En concreto, el continente perdido de Mauritia.

Circones hallado en la roca de la Isla Mauricio

No es la primera vez que se encuentran circones en la isla. En 2013, un equipo diferente halló rastros en la arena de la playa. Pero ese descubrimiento fue polémico debido a que el mar, el aire o una persona en la suela de sus zapatos podrían haber arrastrado hasta allí los pequeños restos.

Ahora el estudio anterior ha sido refutado, porque los circones estaban enterrados en rocas. Y con ellos, historias antiguas de lo que una vez fue el mundo.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar