PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Hay una empresa que quiere hacer de tu mente el password definitivo

H

 

Biocatch está desarrollando un sistema para que tus máquinas sepan quien las está usando. Por fin podrás olvidarte de tu PIN sin despeinarte

Natxo Medina

28 Julio 2014 13:29

Los passwords son una de las maldiciones de nuestro tiempo: nuestra vida online, así como la seguridad de muchos datos importantes, está condicionada por ellos. Y como a lo largo de nuestro recorrido por las redes estamos obligados a registrarnos en un montón de sitios, tenemos un millón y medio de passwords que vamos olvidando o que andamos apuntando en post-its que siempre desaparecen. Para detener esta plaga, la empresa norteamericana Biocatch está desarrollando la herramienta definitiva: un sistema para leer tu mente. O algo parecido.

“Básicamente es un sistema para identificarte como usuario, observando qué haces y cómo lo haces”. Algo así como crear una firma personal que permita acceder a servicios online sin necesidad de introducir ningún tipo de dato, o asegurando el tiro con mucha más precisión más allá de introducir cuatro números y cuatro letras: la máquina sabrá quién eres por cómo te comportas, lo cual se consigue analizando un total de 450 datos biométricos relacionados con tu uso del ordenador, el móvil o el navegador web.

Por ejemplo, ¿cómo movemos el móvil al manipularlo, qué botones usamos más o cuánta presión ejercemos? O en un ordenador, ¿cómo movemos el ratón, cuántos clicks hacemos y de qué manera, cómo de fuerte golpeamos las teclas? A través de la combinación algorítmica de todas estas variables, el programa puede hacerse una idea bastante fiable de quien está usando la máquina.

Otra particularidad de Biocatch es que introduce pequeños retos para acabar de confirmar que el usuario es humano, y no un bot malévolo que trata de entrar donde no le corresponde. Es decir que Biocatch puede ralentizar muy levemente el ratón y observar tu respuesta. Si eres un robot, no vas a responder de ninguna manera. Parece una forma bastante intuitiva de evitar de una vez por todas esos molestos captchas que hasta hoy se han utilizado para demostrar que el usuario existe.

¿Y a quién va dirigido este invento? De momento la mayor parte de clientes de Biocatch son grandes bancos que intentan reforzar la seguridad de sus servicios digitales. Pero las aplicaciones son todo lo diversas que uno pueda imaginar, especialmente en un panorama en el que somos cada vez más conscientes de la importancia de nuestra privacidad en internet y de que nuestros datos sólo nos pertenezcan a nosotros. ¿Y qué mejor manera de conseguirlo que siendo uno mismo?

share