Actualidad

¿Por qué se produce un pico de muertes entre el 25 de diciembre y Año Nuevo?

Los científicos no encuentran respuesta

La navidad tiene una cara menos amable de lo que pudiéramos imaginar. Es normal que apenas la conozcas. Con las luces adornando las calles, las cenas de empresa y todos esos reencuentros en los que tienes que contar tantas cosas, a no muchas personas se les ocurre mirar las estadísticas de defunciones . Si mirásemos, veríamos que la navidad y la muerte están ligadas misteriosamente.

Además de ser una época de ilusión, amor y generosidad —o eso se supone—, la navidad es el periodo del año en el que es más probable fallecer por causas naturales. Del 25 de diciembre hasta Año Nuevo se produce un pico de mortalidad que afecta a personas de todas las edades, excepto a niños.

Entre las hipótesis que la comunidad médica baraja para resolver este aumento en el número de muertes está la gula: esos atracones de comida en los que ingerimos como si no hubiéramos probado bocado en meses. Sin embargo, la teoría predominante no culpa primordialmente a los empachos, sino al frío. Las temperaturas gélidas hacen que aumente el riesgo de que nuestros vulnerables cuerpos sufran un ataque al corazón o pillen una gripe que desencadene el fatal desenlace. O al menos eso se pensaba hasta ahora.

El incremento de muertes en Navidad se ha vuelto más perturbador cuando la teoría más extendida se ha ido al traste. Si el frío era la causa principal, entonces significaba que esta sombra amarga solo se tenía que cernir sobre los países que en los estas fiestas caen en invierno. Es decir, que los ciudadanos Nueva Zelanda, con sol y agradables temperaturas debido a su ubicación en el hemisferio sur, se librarían de este fatal fenómeno.

Pero no. El asombro vino cuando, estudiando las muertes de corazón de este país entre 1988 y 2013, descubrieron que había también un pico en las mismas fechas. Los resultados revelan que se producen un 4,2% más de defunciones entre el 25 de diciembre y el 7 de enero. Y más anómalo todavía: "Las personas que mueren de un evento cardíaco, dentro o fuera del hospital, durante el período de Navidad son más jóvenes por casi un año que los que mueren de la misma condición o similar durante el resto del año", apuntaron los autores del estudio.

¿Entonces qué-está-pasando? ¿Por qué está mano negra en navidad?

A las teorías existentes, estos autores han sumado otras.

¿Podría ser que la reducción de personal en las instalaciones médicas estuviera detrás de este pico?

¿Podría ser que las personas, en esta época de reuniones familiares y amigos, fueran más reticentes a acudir al hospital?

¿O acaso podría ser que nosotros mismos decidiéramos que ya dispuestos a morir, mejor hacerlo rodeados de familia?

Suena disparatado, pero así lo apuntó uno de los investigadores. "Podría ser que los pacientes en fase terminal estén esperando para pasar las vacaciones con sus seres queridos y luego ya se sienten listos para irse y decir adiós. La habilidad de los individuos para modificar su fecha de muerte en fechas de importancia podría ser otra explicación".

[Vía The Washington Post]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar