Actualidad

5 ejemplos recientes que demuestran que Ucrania es el país más totalitario de Europa

Ir a la cárcel por compartir un meme comunista ya es posible en el país de los sueños europeístas

Pasada la moda de los mítines, quemas de neumáticos y pancartas pro-democracia en la capital de Ucrania, los hechos apuntan a que las luchas por la libertad no han han tenido el sentido que se esperaba.

Directamente, no han tenido ningún sentido.

Con una guerra inconclusa, y a ratos recalentada, la situación global del país es de pobreza extrema, inflación desorbitada y atropellos a las libertades tan flagrantes que recuerdan más a un país totalitario que al lugar en el que los sueños europeos nacían hace 4 años.

Los últimos ejemplos son una buena muestra de ello:

I. Condenas de prisión por poner memes comunistas en el Facebook

La noticia comenzaba a recorrer las redes a finales de la semana pasada: un juzgado de la ciudad ucraniana de Lviv ha condenado a 2,5 años de prisión a un estudiante por "difundir propaganda comunista".

En concreto, el estudiante publicó en sus redes citas sobre Lenin y uno de los eslóganes más famosos de la URSS: "Lenin vivió, Lenin vive, Lenin vivirá". Lo que el chaval quizá no sabía en el momento de darle al botón de "publicar" es que cualquier frase, meme, imagen, estrella roja, hoz y martillo que tenga que ver con el comunismo está penada con la cárcel por el artículo 436-1 del Código Penal ucraniano introducido en 2015 por el actual Gobierno de Petro Poroshenko.

En Ucrania, cualquier frase, meme, imagen, estrella roja, hoz y martillo que tenga que ver con el comunismo está penada con la cárcel por el artículo 436-1 del Código Penal ucraniano introducido en 2015 por el actual Gobierno de Petro Poroshenko.

La cosa no quedó ahí. Tras la condena, el tribunal también dictaminó la inmediata destrucción de los artículos comunistas que el "delincuente" tenía en su hogar entre ellos, la tarjeta del Komsomol, postales comunistas, 19 camisetas, 5 banderas y...El Capital de Karl Marx.

II. Se condena a alguien por sus ideas pero se deja en libertad a un torturador

Sin embargo, el caso recién relatado no adquiere los suficientes matices de surrealismo sin que lo relacionemos con otro juicio: el del sargento de la brigada nº54 que participó en la guerra del este de Ucrania.

El susodicho es culpable de haber ordenado el arresto , tortura y asesinato de un residente de la región de Donetsk, una de las dos denominadas "separatistas", cuando supuestamente intentaban sacarle información el 30 de junio de 2016 .

Después de varias palizas propinadas al detenido, el sargento se fue a la cama y ordenó a los soldados mantener atado al arrestado durante la noche. A la mañana siguiente el detenido estaba muerto. Su cuerpo fue envuelto en una lona y arrojado a una fosa donde fue descubierto varios meses después.

De acuerdo a los materiales del caso, varios militares fueron testigos del secuestro. Aún así el tribunal que juzgó al sargento ha dictaminado que a pesar de que el acusado es culpable, no cumplirá la pena de 5 años que le corresponde sino que deberá pasar los próximos 3 años bajo control en su unidad militar.

III. La muerte de un periodista, asunto de los servicios de seguridad

Pavel Sheremetev se subió al coche de su mujer Alyona Prytula el 20 de julio de 2016. Iba de camino a su trabajo, la emisora Radio Vesti, cuando a las 7:45 el coche estalló quedando reducido a un amasijo de hierro.

La muerte del periodista, galardonado con el Premio Internacional de la Libertad de Prensa del Comité para la protección de los Periodistas (CPJ) por su extenso trabajo sobre los abusos del Gobierno de Rusia y Bielorrusia a los ciudadanos, se convirtió en la pérdida periodística más relevante después del asesinato de Georgiy Gongadze en 2000.

Diez meses después de su muerte, nadie ha sido detenido.

 

La muerte de Pavel Sheremetev se convirtió en la pérdida periodística más relevante después del asesinato de Georgiy Gongadze en 2000.

 

Sin embargo, el consorcio no gubernamental de investigación OCCRP, Proyecto de información de Crimen Organizado y Corrupción, tiene una teoría de por qué no se ha detenido a nadie después de tanto tiempo. La teoría, revelada en un documental, sugiere que un agente de los servicios de inteligencia ucranianos conocía que habían colocado una bomba debajo del coche. Y no solo lo conocía, el identificado como Igor Ustimenko estaba en el lugar de los hechos justo en ese momento.

Ustimenko reconoció que se encontraba allí la noche en la que fue puesta la bomba. Pero se negó a hacer más comentarios a la investigación.

IV. El Gobierno acusa a una caravana solidaria de terrorismo

Hace 2 años la banda italiana de ska Banda Bassotti inició una caravana solidaria que recorría el este de Ucrania llevando ropa, medicina y juguetes a la población residente en la zona de conflicto. Acompañados de asociaciones antifascistas y miembros de una red de comunistas internacional, los voluntarios distribuían lo recogido en sus asociaciones y en conciertos de la banda.

Pero al Gobierno ucraniano parece que no le gustaba demasiado ese movimiento de voluntarios. La primera semana de mayo, hartos de la caravana solidaria, el ejecutivo dicidió directamente prohibirla. A su entender, la distribución de medicinas y juguetes constituyen una violación de las leyes antiterroristas ya que la zona del Donbas se considera terreno de separatistas que quieren dinamitar la unión ucraniana. Kiev pidió a los gobiernos de la UE que extraditaran a los 50 activistas de la caravana. Finalmente los voluntarios volvieron el día 13 de mayo sin la intervención de otros gobiernos.

V. Acaban de prohibir la red social más usada del país

VK, el conocido como Facebook ruso, ya no se podrá usar en Ucrania. Ni el VK, ni el Odnoklassniki, ni Yandex, ni Kaspersky ni ninguno de los canales rusos que se emiten en Ucrania. En total 468, compañías rusas y 1.228 individuos aparecen en la nueva lista de lo prohibido hoy en el país por el presidente Poroshenko.

¿La razón? Sanciones contra Rusia.

"La prohibición de un recurso tan inmensamente popular es una medida totalitaria sin reparos. Que esto suceda en la Ucrania post-Maidan, en la que actual Gobierno llegó al poder como resultado de unas protestas iniciadas en un post de Facebook, es divertido pero no sorprendente ya que muchos han apuntado al deseo del Estado de controlar la vida pública y privada de sus ciudadanos", escribe en su muro de Facebook el activista Mikhail Khokhlovych.

La maniobra sin duda tiene poco que ver con las libertades europeas que Ucrania dice defender y se parece más a un juego sucio típico de Corea del Norte, o del presidente ruso Vladimir Putin. Quizá Rusia y Ucrania en estos momentos tengan más puntos en común que nunca. A pesar de lo que eso pueda incomodarles.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar