Actualidad

El increíble coste económico de la depresión: 820 mil millones de pérdidas al año

Los problemas mentales pueden hacerle perder al mundo el equivalente a 50 millones de años de trabajo, según un estudio de la Organización Mundial de la Salud.

Las consecuencias de los problemas psicológicos van más allá de la persona que los sufre. Cuando alguien está deprimido o tiene problemas de ansiedad, por ejemplo, sus seres más allegados también se ven afectados de uno u otro modo. Pero rara vez pensamos en este problema en términos económicos.

Un estudio publicado en The Lancet y llevado a cabo por la Organización Mundial de la Salud es el primero en hacer un estimado de los beneficios que trae invertir en salud mental a nivel mundial. En el mundo se perderán doce billones de días laborales hasta el 2030 y casi un trillón de dólares anuales por la ineficacia a la hora de tratar la depresión y la ansiedad.

En otras palabras: invertir más en el tratamiento de las enfermedades mentales acabaría saliendo mucho más barato.

Según el análisis, el coste de aumentar la ayuda y el acceso a las medicinas sería de 147 mil millones de dólares para los próximos 15 años, mientras que el beneficio posterior sería de 399 mil millones, aproximadamente. Los autores sostienen que, por lo tanto, por cada dólar invertido en mejorar los tratamientos reciben un retorno de cuatro dólares traducidos en mejor salud y habilidad de trabajo.

Actualmente, los gobiernos mundiales invierten, de promedio, un 3% de su presupuesto en tratar la salud mental. En los países más pobres el promedio es de 1% y en los más ricos tan solo el 5%. Con las enfermedades mentales en ascenso (entre 1990 y 2013 el número de personas con depresión o ansiedad aumentó de 416 millones a 615 millones) seguir con el mismo porcentaje de inversión no es una parece una salida viable.

Jim Yong Kim, Presidente del Banco Mundial mencionó que “a pesar de que millones de personas viven con problemas mentales, la salud mental ha permanecido en la sombra. Esto no es solo un problema de salud pública, sino también de desarrollo. Necesitamos actuar ahora porque la productividad que se pierde es algo que la economía global no puede permitirse.”

Una de cada cuatro personas experimentará un trastorno mental en algún momento de su vida. La depresión es la segunda causa de discapacidad en el mundo, con 350 millones de personas sufriéndola. El suicido es la segunda causa de muerte más común entre jóvenes de entre 15 y 29 años.

“Debemos encontrar una manera de asegurar el acceso a servicios de salud mental para todos los hombres, mujeres y niños sin importar dónde vivan,” explicó la doctora Margaret Chan, Directora General de la Organización Mundial de la Salud, “ sabemos que el tratamiento de depresión y ansiedad tiene sentido desde el punto de vista de la salud y el bienestar; este estudio confirma que también tiene un sentido económico.”

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar