Actualidad

La mayoría de las ballenas que se matan en Noruega están embarazadas

Un documental revela que el 90% de las ballenas asesinadas en el país nórdico eran hembras y la mayoría de ellas llevaban una cría en su vientre

Solo el año pasado se mataron en Noruega 591 ballenas Minke y toneladas de su carne se enviaron a Japón, pese a las prohibiciones internacionales de caza comercial y compra venta de productos de ballena. Este año, desgraciadamente, la cifra aumentará de manera escandalosa. A principios de febrero el departamento de pesca de Noruega anunciaba que incrementaría la cuota que permite cazar ballenas a 999 ejemplares. Eso convierte al país escandinavo en el líder en el asesinato de ballenas, con más muertes a sus espaldas que Islandia y Japón juntos.

Ahora, un nuevo documental emitido por la televisión pública noruega NRK pone el foco en un hecho aún más grave: la mayoría de estas ballenas Minke asesinadas estaban embarazadas. La película titulada La batalla de la agonía desvela que el 90% de los ejemplares asesinados eran hembras y de ellos, la mayor parte llevaba un cría en su vientre.

A principios de febrero el departamento de pesca de Noruega anunciaba que incrementaría la cuota que permite cazar ballenas a 999 ejemplares

Tras la emisión del documental, que cuenta con financiación del Ministerio de Pesca, las organizaciones ecologistas no tardaron en reaccionar. Greenpeace emitió un comunicado en el que calificaba la situación como “innecesaria y contraria a los acuerdos internacionales”.

“Greenpeace sigue creyendo que es un error que Noruega viole los acuerdos internacionales contra la caza comercial, que está mal matar a las ballenas y aún peor disparar a ballenas embarazadas. También consideramos un error las afirmaciones que dicen que la caza de ballenas aumentará los peces en el mar o que la ingesta de su grasa ayudará a combatir la escasez de alimentos”, se puede leer en el comunicado.

"La caza de ballenas es ahora aún más inaceptable," declaró a la agencia AFP el director de Greenpeace Noruega, Truls Gulowsen. "Por un lado porque está en violación de una prohibición internacional, y también porque es insostenible desde el punto de vista del bienestar animal durante la etapa avanzada de gestación”, remarcó el responsable de la organización.

Por otro lado, desde el Animal Welfare Institute han lanzado una petición al embajador de Noruega en los Estados Unidos, Kåre R. Aas, en la que se reclama que el gobierno de su país ponga fin a la matanza de ballenas.

“La caza de ballenas es un industria inhumana, con ballenas asesinadas por arpones con granadas desde un barco en movimiento. También es una industria innecesaria, que casi no produce beneficio económico . Dada las extraordinarias vistas de Noruega y la gran cantidad de ballenas que habitan en sus aguas, el turismo dedicado al avistamiento de ballenas ofrece una alternativa más económica y ecológica”, explican.

El grupo suizo ecologista Ocean Care también se sumó al coro de críticas. “Es horrible saber que un alto porcentaje de las ballenas muertas en Noruega son hembras y embarazadas", dijo el grupo, citado por AFP.  "Los balleneros no sólo están matando a los ejemplares actuales sino también parte de la próxima generación de ballenas", agregó.

Por su parte, para los cazadores de ballenas matar a un animal con una cría en el vientre no es un problema ni mucho menos. "Tenemos un enfoque profesional y por lo tanto no pensamos en ello", revela en el documental el capital y arponero Dag Myklebust, y añade que el hecho de que las ballenas estén embarazadas es "síntoma de buena salud".

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar