Actualidad

Esta es la duración perfecta de un cruce de miradas

Un estudio descubre cuál es la duración ideal del contacto visual entre desconocidos

Te sientas en el metro dispuesta a sufrir otro viaje más de camino al trabajo. Enfrente tienes un chico que no deja de mirarte a los ojos. Hasta el punto de que comienzas a sentirte incómoda y desvías la mirada a la pantalla de tu móvil. Cuando sales a la calle, cruzas la mirada con una señora desconocida que te observa de forma intensa durante unos segundos y te preguntas si puede ser que la conozcas o... ¿es que llevo algo raro colgando de la cara?  

Son situaciones cotidianas que ejemplifican una realidad: pese a que vivimos en la era tecnológica, la de los smartphones y las pantallas... seguimos utilizando el contacto visual como forma de expresarnos y llamar la atención de los otros.

Dentro de la comunicación no verbal, mirarnos a los ojos es una de las maneras más fáciles de expresar interés o amabilidad... y también de hacernos sentir incómodos.

Desconocidos que nos miran demasiado o funcionarios que no nos dirigen ni una sola mirada. Ambas situaciones pueden ser igualmente incómodas. Porque, ¿cuál es la duración ideal de un cruce de miradas?

Es una pregunta complicada, pero la ciencia ha encontrado una respuesta. Según un estudio llevado a cabo por investigadores del University College London y publicado este mes en la revista Royal Society Open Science, el cruce de miradas perfecto tiene que durar entre 2 y 5 segundos. Más allá de eso puedes dar la impresión de ser un poco psicópata. Si la mirada dura menos de 2 segundos, pasarás por alguien muy desinteresado.

Los investigadores determinaron que el promedio para un cruce de miradas que hace sentir cómodas a las partes es de 3,3 segundos. Nunca menos de un segundo ni más de nueve

Las conclusiones salen del siguiente experimento. Los investigadores pidieron a 498 visitantes del Museo de Ciencias de Londres, de 56 nacionalidades distintas y de todas las edades, que miraran diferentes vídeos en los que un actor o actriz les miraba a los ojos durante intervalos de tiempo diferentes. Después de observar cómo actuaban y de analizar las respuestas de los participantes a una encuesta, los investigadores determinaron que el promedio más cómodo para un cruce de miradas es de 3,3 segundos. Nunca menos de un segundo ni más de nueve.

Los científicos no encontraron diferencias respecto a la edad, género o nacionalidad. Solo en un caso, los hombres mayores preferían contactos visuales prolongados con mujeres.

En el estudio, también se analizó la respuesta pupilar ante los contactos visuales. Estudios anteriores habían relacionado la dilatación de la pupila con un mayor grado de atracción o repulsión frente a lo que observamos. En este caso no se encontró relación entre el atractivo de los actores con las pupilas de los participantes. Esto puede deberse a que eran vídeos y el contacto no era totalmente “real”.

Sin embargo, si que comprobaron que una mayor dilatación de la pupila se corresponde con una preferencia por los contactos visuales más largos. "Lo único que podemos decir es que la respuesta de la pupila predice la disposición de un participante a implicarse en una interacción de la mirada, con independencia de su personalidad o de su gusto o disgusto por el actor", explica uno de los autores del estudio, el psicólogo Nicola Binetti, en declaraciones a El Español.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar