Actualidad

Entre drogas, amor y puñetazos: así es la vida nocturna de un taxista en la ciudad

El taxista y fotógrafo inglés Mike Harvey retrata la vida nocturna a la que día a día debe enfrentarse en su trabajo

La vida es una película que los taxistas ven entrecortada.

Viajes de cinco, diez, treinta minutos no son suficientes para entender por qué esta chica está peleándose con su novio mientras vuelven de fiesta, por qué a este señor le han partido la cara, o por qué esta mujer viaja de noche con una sonrisa enorme en el rostro, como si volviera enamorada de una extraña velada.

Como ondas de radio que aparecen y que luego se pierden. Como pequeños destellos que desaparecen veloces, el taxista tiene que reconstruir esas historias con apenas un poquito de información que le ha sido regalada: un tono de voz, una dirección, un olor…

Mike Harvey pasó cuatro años trabajando como taxista para sentir esta sensación, y para poder crear una narrativa propia a través de tantos fragmentos. El taxista fotógrafo retrató a sus clientes durante noches y madrugadas, pidiéndoles permiso para después poder exhibir las fotografías en una exposición.

El resultado es un pintoresco catálogo de caras expresivas.

Una antología de la vida de una ciudad desde un ángulo pequeño, único y misterioso.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar