Actualidad

Cazadores se dispararon entre ellos por accidente y culparon a inmigrantes irregulares

Ocurrió en Texas, fruto de la paranoia sobre los inmigrantes

Los guías de caza, Walker Daughtery y Michael Bryant, y su cliente, Edwin Roberts, se habían disparado accidentalmente los unos a los otros.

Pero cuando la policía llegó al lugar de los hechos, un remoto rancho del sur de Texas, mintieron: sospechaban que habían sido atacados por inmigrantes irregulares que, previamente, habían sido vistos en la zona, de acuerdo con los mismos agentes.

Era principios de enero y su historia recorrió las redes después de ser compartida por el Comisionado de Agricultura de Texas y aliado del presidente Donald Trump, Sid Miller.

Pero, aquella farsa no duraría para siempre. Después de investigar los hechos, la policía concluyó que los involucrados en el incidente habían mentido desde el primer momento: todo había sido fruto de una paranoia de Daughtery.

william-daughtery-gofundme.png

El cazador sospechó que un inmigrante irregular estaba en el interior de la autocaravana, junto a su esposa y a Roberts, y decidió actuar: probó de entrar de repente y sin decir nada. Pero no le salió bien. Aquel precipitado gesto llevó a su cliente a disparar contra la puerta.

Ante esa reacción, Daughtery corrió hasta su asiento, cogió su arma y, con el apoyo de Bryant, dispararon al vehículo. Ellos no lo sabían, pero se estaban disparando los unos a los otros. 

La policía concluyó que los involucrados en el incidente habían mentido desde el primer momento: todo había sido fruto de una paranoia de Daughtery

El enfrentamiento terminó con Daughtery y Roberts con heridas de bala en el pecho y en el brazo, respectivamente, y con ambos cazadores acusados de cometer delitos graves de tercer grado. Algo por lo cual podrían imponerles hasta cinco años de prisión.

Además de mentir a los agentes, un amigo de Daughtery compartió la falsa versión de los hechos en la página GoFundMe. ¿Su objetivo? Recaudar dinero para el tratamiento médico de Daughtery, ya que no contaba con ningún seguro. Antes de que cerraran la petición ya contaban con casi 25.000 euros.

Ni las conclusiones de la investigación, ni la experiencia del Sheriff del Condado de Presidio, Danny Dominguez, respaldaron su teoría. A pesar de que el área destaca por ser una de las rutas que utilizan los inmigrantes para cruzar la frontera, el agente aseguró que nunca había visto enfrentamientos violentos como el que surgió en el supuesto "incidente".

Un amigo de Daughtery compartió la falsa versión del grupo en la página GoFundMe paraecaudar dinero para el tratamiento médico de Daughtery

Al conocerse la verdad de los hechos, algunos internautas manifestaron la ironía que alberga esta historia: la paranoia por la seguridad en el muro, y no un problema de seguridad real en el muro, es lo que envió a dos hombres al hospital.

[Vía The Independent]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar