PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

En esta discoteca de Las Vegas la música la genera tu cerebro

H

 

Neurociencia, esoterismo, ocio nocturno y arte en un mismo garito

Guiem Alba

14 Enero 2015 07:00

Los habitantes de Las Vegas no viven como tú. Su día a día se desarrolla en una ciudad gigante y kitsch, un parque de atracciones del juego y el vicio donde un ejército de luces de neón ilumina todas las noches un festín de polvo, sudor y lujuria. Los habitantes de Las Vegas necesitan más meditación, más autoayuda, más espiritualidad.

Por suerte para ellos, ya existe un refugio espiritual en la escena nocturna. Se hace llamar 'Nightclub para la meditación' y, en realidad, es una performance de la artista Lia Chavez. Si te dejas caer por este club, te pondrán un casco con electroencefalogramas y, entonces, la música y las luces del local se coordinarán con tu cerebro.

"Se utilizan las ondas cerebrales para osquestar una atmósfera de música chakra-curativa y esculturas de luz hipnóticas, que imagina los místicos efectos ópticos descritos por Dante en la visión final del Paraíso de 'La divina comedia'", según se lee en la nota de prensa del evento. Ciencia, esoterismo, ocio nocturno y performance artística confluyen en el templo místico de una artista interesada en "los increíbles misterios de la luz, las formas y el espacio interior".

¿Ambicioso? Sí. ¿Esotérico? También. Sin embargo, esto no es una tomadura de pelo pseudocientífica: las vibraciones del cerebro efectivamente pueden transformarse en luces y sonidos –por ejemplo, usando un electroencefalófono–. Para este nightclub espiritual, Lia Chavez eligió mezclar la electrónica de Andrew Gaskins con líneas de voz de Erika Spring, todo ello modulado por el cerebro. El siguiente vídeo muestra melodías de piano generadas a partir de ondas cerebrales.

Para la ocasión, Chavez ha reunido a un experto en 'desarrollo curativo', a un 'diseñador de sonidos' y a dos doctores en neurociencia, entre otros. "Una parte clave del nightclub de la meditación es el reordenamiento. Esa es la razón por la que vinimos a Las Vegas, una ciudad llena de dinero, ego y discordia", dice en Psfk. Chavez quiere curar el espíritu del ciudadano desquiciado, al borde de la epilepsia, quizá arruinado; y para ello ha creado un cóctel de disciplinas nunca antes visto.


Un refugio espiritual en la escena nocturna de la ciudad del desfreno.





share