PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El hijo de un gobernador nazi devuelve el arte que sus padres robaron a Polonia

H

 

Horst Wätcher podría haber vendido las obras en una subasta. Pero ha preferido devolverla a quién pertenecen

alba losada

28 Febrero 2017 06:00

Una pintura del Palacio Potocki, un mapa de la Polonia del siglo XVII y un grabado de Cracovia hecho durante el Renacimiento. Son las tres obras que Horst Wätcher, el hijo del que un día fue el gobernador nazi de Cracovia, Otto Wätcher, devolvió este domingo al gobierno de Polonia

Las obras había sido robadas por su madre, Charlotte Wächter, del Museo Nacional de Cracovia para decorar el Potocki Palace, dónde se habían establecido cuando su marido fue nombrado gobernador de la ciudad.

"Probablemente, esta es la primera vez que el miembro de una de las familias nazis ocupantes más importantes está devolviendo el arte que fue robado de Polonia durante la guerra", dijo el vicepresidente del Parlamento Europeo y miembro del partido polaco Ley y Justicia, Ryszard Czarnecki.

Esta evidencia, junto con que se estima que las fuerzas nazis y soviéticas saquearon medio millón de obras, provoca que el gesto de Horst signifique un hito en la lucha del gobierno polaco por recuperar su arte perdido. "Espero que el regreso de estos cuadros anime a otras familias en posesión de arte robado a devolverlos en lugar de intentar venderlos en una subasta", añadió Czarnecki.

Imagen relacionada

En 1940, Otto Wätcher había ordenado la expulsión de 68.000 judíos de Cracovia y, al año siguiente, construyó el gueto donde vivirían los 15.000 que quedaron en la ciudad. Una serie de actuaciones que hacen que, hoy, su nombre aún avive el recuerdo de algunas de las experiencias más desgarradoras que ha vivido el país.

"Esta es probablemente la primera vez que el miembro de una de las ocupantes familias nazis más importantes está devolviendo el arte que fue robado de Polonia durante la guerra"

Esto provocó que a Horst no le resultara fácil devolver las pinturas que sus padres se habían llevado a Austria. Su intento empezó años atrás, pero al hablar con la familia Potocki – la familia noble a la que Otto usurpó su residencia de Cracovia –, fue rechazado. "No querían tener nada que ver con el hijo de un nazi", explicó Horst a The Guardian desde Schloss Haggenberg, el castillo del siglo XVII en el que vive en Austria.

Sin embargo, tras varios esfuerzos le dieron la oportunidad de negociar con un político e historiador polaco que, anteriormente, le había entrevistado para hacer un libro sobre su padre, Magdalena Ogórek. Fue gracias a él que los funcionarios del país accedieron a negociar con el hijo de un reconocido dirigente nazi para recuperar su arte.

"Tengo que admitir que no tuve que convencer a Horst para que lo devolviera, quería hacerlo".

Resultado de imagen de nazis stole art from Poland during second world war

Lo que empujó al hijo del dirigente de las SS a invertir su tiempo y energías en devolver estas pinturas fue querer honrar la memoria de su madre, que murió en 1985. "No devuelvo los objetos por mí, sino por el bien de mi madre".

La devolución de estas obras a su país de origen ha vuelto a abrir una pregunta para la cual, probablemente, nunca tendremos respuesta: ¿cuántas obras de arte saqueadas podrían estar aún en manos de descendientes de nazis?

[Vía The Guardian]

share