Actualidad

Temer se salva por la hipocresía de quienes condenaron a Dilma

Los mismos diputados brasileños que votaron "contra los ladrones" cuando se juzgaba a Rousseff, lo hacen ahora por la "estabilidad del país" a favor de un Temer con muchos más indicios de corrupción que la exmandataria

Este jueves, la Cámara de diputados brasileña rechazó tras una sesión de 20 horas que la denuncia contra el presidente Michel Temer por corrupción sea tomada en cuenta y juzgada por el Tribunal Supremo.

263 diputados votaron a favor del documento que impedía que la demanda avanzase y el mandatario fuera apartado temporalmente de su cargo hasta que se dilucidara si es o no culpable. 227 votaron en contra de este parecer (o sea, en contra de Temer), pero se necesitaba el apoyo de dos tercios de la Cámara  (342) para que la denuncia avanzase.

La denuncia del Supremo contra Temer le convertía en el primer presidente en ejercicio de poder de la historia de Brasil demandado por un delito penal.

La base de la demanda fueron unas escuchas telefónicas desveladas en mayo en las que el mandatario autorizaba a un empresario a seguir pagando por la compra de silencio al expresidente de la Cámara Eduardo Cunha.

Posteriormente, un vídeo también mostraba ese pago llevándose a cabo en el contexto del caso Petrobras, mayor escándalo de corrupción de la historia del país. Este implicó a los gobiernos del Partido de los Trabajadores y a congresistas de casi todos los partidos en millonarios pagos de sobornos para amañar contratos de obra pública asignados por la petrolera a constructoras contratistas.

Por dichas pruebas, además de por corrupción activa, se puede acusar a Temer por obstrucción a la Justicia y pertenencia a organización criminal, por lo que nuevas denuncias podrían llegar en breve a la Cámara para valorar si se juzga al presidente suspendiendo la inmunidad que le concede su cargo. Es posible que el legislativo vuelva a salvarle.

En ese caso, Temer podrá vérselas de nuevo con la Justicia cuando acabe su mandato a partir del 31 de diciembre de 2018. Hasta entonces, su apoyo en el Congreso queda debilitado porque algunos de los votos en su contra fueron de miembros de su propio partido.

La población brasileña, a diferencia de la Cámara, estaba mayoritariamente a favor de que se investigara a Temer (un 81% según encuestas oficiales). Su aprobación popular ha caído en picado a un 5%, menor que la que tuvo la expresidenta Dilma Rousseff (10%) en su peor momento. No obstante, no se produjeron grandes manifestaciones contra Temer en el día de la votación.

Rousseff, que venció las elecciones de 2014, fue cesada hace un año por un turbio proceso de 'impeachment' basado en las piruetas fiscales que la presidente efectuó para maquillar cuentas y Temer, que era su vicepresidente, asumió su cargo gracias a la confabulación de su partido con otros de la coalición de gobierno y de la oposición.

Aunque la denuncia que propulsó el cese no tenía nada que ver con la corrupción y, de hecho, no hay ningún indicio que relacione a Rousseff con esas prácticas —a diferencia de lo que sí sucede con Temer— fueron muchos los diputados que se llenaron la boca entonces expresando —incluso gritando— que votaban para salvar al país de la corrupción.

Muchos de ellos mismos, por cierto, habían sido o fueron después investigados por corrupción.

Y muchos de ellos, llevando la hipocresía al extremo, dijeron este miércoles que votaban a favor de Temer por la estabilidad del país o porque las pruebas no eran suficientes. Fueron los mismos que echaron a Dilma por un delito mucho menor para que, en su lugar, entraran representantes de currículo manchado pertenecientes a un partido más corrupto que el PT de los exmandatarios Rousseff y Lula.

Estas frases de algunos diputados cuando votaron contra Rousseff y un año y medio después para salvar a Temer son un testimonio histórico de esa doble moral y de que el juicio político es eso: un juicio político e ideológico dominado por un legislativo ultraconservador en que la base legal importa muy poco.

Hidekazu Takayama (Partido Social Cristiano):

1.- Impeachment de Rousseff (17 de abril de 2016): "Contra los ladrones, contra la imposición y la izquierda de este partido que quiere convertir Brasil en una dictadura de izquierdas, por Sergio Moro (juez que lideró las investigaciones del Caso Lava-Jato), por Paraná, ¡por mi familia!". 

2.- Denuncia contra Temer (2 de agosto de 2017): "Creo que el Supremo Federal debería archivar una petición tan oscura como esta. (...) Percibimos que, por eso, existe un revanchismo del gobierno de izquierdas, un gobierno que acabó con la nación y quiere volver al poder. (...) Una persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario".

Silas Cámara (PRB):

1.-: "¡Por la reconstrucción de la unidad de una nación que intentaron dividir, por el amor a mi pueblo del Amazonas, por mi familia por encima de todo, por amor a Dios, mi voto es sí!".

2.-: "La posición del PRB es sí a las investigaciones. ¿Pero saben cuándo? Cuando concluya el mandato del presidente Temer y cuando la Justicia tenga de hecho lo que presentar, que relacionen los hechos al presidente".

Baleia Rossi (PMDB):

1.- "Por devolver la esperanza al pueblo brasileño, en respeto a la Constitución Federal, a los más de 208.000 electores que me dieron la oportunidad de estar aquí, por Sao Paulo y por Brasil, ¡voto sí! Que Dios bendiga a nuestro país"

2.- "En este momento, no es razonable apartar al presidente Temer por seis meses para llevar al país a una inestabilidad política, a una incertidumbre económica".

Wladimir Costa (Solidariedade):

 

1.-"Presidente, un colega nuestro de la Cámara, no voy a decir su nombre, dijo que si hoy cesamos a la presidenta Dilma, se va a mudar de Brasil. Ya le he comprado el billete. ¡Sin vuelta! Sal de aquí porque votamos sí". (Y después soltó un tubo de purpurina sobre la Cámara).

2.-"El PT no es un partido, es una organización criminal (...) ¡Abajo Datafolha, abajo el Ibope (el instituto de estadística que muestran el rechazo popular a Temer)! Temer es un hombre decente, preparado, honesto, mi voto es sí! (...) Quien está a favor Temer muestra la cara y hasta se tatúa el nombre aquí en el hombro".

(Costa, pocos días antes de la votación, se tatuó el nombre del presidente. La revista Fórum mostró que el diputado se pasó toda la sesión del miércoles pidiendo fotos eróticas por Whatsapp. El Tribunal Regional Electoral de su región aseveró también en julio del pasado año que su recaudación en la campaña electoral de 2014 fue ilegal.)

http://apublica.org/2017/08/truco-checamos-8-frases-da-votacao-da-denuncia-contra-temer/

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar