Actualidad

Artistas que aman el dinero: el romance se hace público

La galería londinense Sotheby's rinde homenaje (expreso) al dólar

"Ganar dinero es arte.

Y trabajar es arte.

Y los buenos negocios son el mejor arte".

Estas palabras las pronunció Andy Warhol, el famoso artista plástico y cineasta estadounidense fallecido en 1987. Warhol estaba obsesionado con el dinero, de una forma que hoy nos resulta de lo más vulgar: sus mantras podrían ser el lema de cualquier emprendedor raso o rey saudita. Nadie se escandalizaría. 

Para la galería de arte londinense Sotheby's ha llegado el momento de honrar el poder simbólico y real de la pasta.

Esta prestigiosa casa de subastas recientemente inauguraba su primera exposición alrededor al dólar, titulada The Art of Making Money en honor a Warhol. Hasta el 2 de julio se expondrán en sus paredes obras inspiradas en el dinero que valen aún más dinero: 21 piezas del propio Warhol, Tim Noble, Keith Haring y Joseph Beuys, entre otros artistas.

El icónico One Dollar Bill, de Warhol, vale entre 18 y 25 millones de euros. 

No es la primera vez que el arte hace referencia al dinero. En 2011, el artista visual alemán Hans-Peter Feldmann, de 74 años, colgó los 100.000 dólares que recibió como premio honorífico en las paredes del museo Guggenheim (foto inferior). Feldmann empezó su trayectoria en los años 50, cuando apenas existía posibilidad de hacerse rico a través de la creación. Y quería ver tanto billete junto, y que los demás lo vieran también.

Sí es la primera vez, no obstante, que un gran representante del mercado del arte actúa de una forma tan desacomplejada: para muchos creadores el dinero es un tema incómodo, la cara oscura de su mundo.

En ese sentido, hay debates que no parece que vayan a acabarse nunca, por ejemplo: el buen arte no siempre vale dinero, de hecho hay artistas que se hacen ricos sólo después de muertos.

Otro ejemplo: hay arte muy caro que muy pocos comprenden. ¿Es buena una obra de arte sólo porque vale millones? ¿Quién decide lo que es arte y qué artistas podrán sobrevivir? ¿Acaso si ese Matisse no valiera lo que vale nos deleitaríamos igual ante él?

Lo que parece estar fuera de discusión es que hay un mercado que no entiende de crisis, y que crece a la par que sus potenciales compradores: los millonarios. En 2014, el mercado del arte batió récords con una facturación de 51.000 millones de euros a escala mundial. Aumentó un 7% respecto al año anterior.

El arte es cultura, patrimonio, acción, arma, escape. Pero también es un negocio, una inversión de futuro, una posesión exclusiva.

¿Acaso si ese Matisse no valiera lo que vale nos deleitaríamos igual ante él?

Con esta subasta, Sotheby's cierra el círculo; se mira al espejo. Habrá quien diga que comprar obras inspiradas en el poder del dólar es una forma irónica o cínica de honrar al dios del capitalismo, incluso una forma de criticarlo o de reflexionar sobre él.

Desde fuera, desde el otro lado del escaparate, parece un gesto frío de infinita coherencia, una perfecta síntesis de las palabras de Warhol:

Si lo que amas es el dinero, cómpralo.

¿Qué tiene de extraño honrar a un Dios, e incluso hacer sacrificios en su honor?

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar