PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El día que la enfermedad se chocó de lleno contra la moda

H

 

La belleza amputada sigue siendo belleza

Luna Miguel

09 Septiembre 2014 13:20

Con sólo 29 años, diagnosticaron cáncer de mama a una de las mejores amigas y modelos del fotógrafo de moda David Jay. Cuenta el artista que cuando fue a visitar a su amiga al hospital adivinó en su rostro a la misma persona joven, bella y animada que era antes de haber sufrido la enfermedad y su consecuente mutilación. Jay llevaba fotografiando a esta modelo desde que ella era una adolescente. Cuando le propuso realizar una sesión más íntima, en la que ella exhibiera ante la cámara su nueva apariencia, el resultado fue una verdadera maravilla. La enfermedad no había acabado para nada con su energía y su magnetismo. Era la misma persona. Era un ser mucho más hermoso, si cabe.

Por esta razón, David Jay se aventuró a buscar a personas en la misma situación que la modelo. Mujeres menores de cuarenta años en las que el cáncer pretendió ser un obstáculo y un asesino de su juventud, pero que sin embargo sobrevivieron gracias a su confianza y su fortaleza. Mujeres a las que el aspecto físico dejó de importarles, porque descubrieron que una jamás será bonita si no se lo cree, si no se lo demuestra al mundo con ánimo y esperanza. El conjunto de fotos que fue resultado de estas sesiones dio lugar a una exposición de próximo estreno en Sydney, patrocinada por la Nacional Breast Cance Foundation de Australia. Es este un gesto de humildad por parte de un artista que ha dedicado toda su vida al mundo de la moda, y que ahora nos enseña que nada es un obstáculo para seguir mostrando la belleza del mundo, tal y como es.

share