PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El día en que un desconocido se convirtió en tu despertador

H

 

'Wakie' o los peligros de ligar recién levantado

Natxo Medina

09 Septiembre 2014 14:31

Es lunes por la mañana. Tienes que levantarte a las 7.00 de la mañana, meterte en la ducha y salir corriendo para coger un metro atestado que te plante en el trabajo. Tu cuerpo sabe antes que tú que te vas a levantar hecho un basilisco. Y entonces recibes una llamada de teléfono. Una voz desconocida te da los buenos días con demasiada energía. Y aunque la única respuesta que se te ocurre es liberar la ira del infierno sobre esa persona, sabes que no puedes quejarte. Usar Wakie ha sido idea tuya.

¿Pero qué es Wakie? Una aplicación móvil pensada para sustituir a tu despertador de toda la vida. En vez de eso, eliges que alguna persona aleatoria te llame a la hora que convengas. Como en un hotel, pero sin saber quién te despertará. Para ello tienes que registrarte dando tu teléfono (que queda oculto). Aunque también puedes elegir ser despertador, y buscar personas inocentes para sacarlas de las nieblas del sueño.

Las llamadas sólo duran 60 segundos, porque a esas horas no te vas a poner a filosofar. ¿Y si resulta que nadie quiere despertarte? No problemo: la app simplemente da paso a tu despertador normal y a otra cosa. Luego ya lidiarás tú a solas con tu autoestima.

Wakie2

Ligando 24/7

Aunque Wakie en principio pueda parecer una app de lo más inocente, sus verdaderas intenciones parecen claras cuando sabemos que es obligatorio llamar a personas de otro sexo, o que cuenta con un sistema de reconocimiento para detectar qué tipo de personas te atraen más. Esto va de fomentar el ligoteo hetero a deshoras, vamos. O cómo pillar desprevenida a esa chica a la que le has echado el ojo porque tiene una foto de perfil cañón, asaltándola en su intimidad cuando es más vulnerable. De la alternativa gay no sabemos nada de momento.

Toda la campaña de imagen de la app, disponible para Android y Windows Phone, se esfuerza en mostrar su lado más amable para que no pensemos en un Tinder de bocas pastosas. Aún así, de entrada uno no puede dejar de pensar que en realidad sus inventores habían estado inhalando demasiados vapores tóxicos cuando se pusieron manos a la obra.

O quizás no. Wakie es prima hermana de aplicaciones similares y recientes como Somebody, la app de Miranda July de la que ya os hablamos aquí, o esa especie de Siri basada en consejos humanos que es Ooloo. Aplicaciones que buscan unir personas más que separarlas, y que se basan en la idea de generar situaciones de sorpresa y sacar al usuario de su comodidad. En este caso literalmente, ya que ni siquiera te habrás quitado las legañas antes de contestar.

¿Descabellado? Quizás, pero un dato avala a sus creadores: de momento ya cuenta con un millón y medio de usuarios que ya han hecho 30 millones de llamadas. Quién sabe, a veces uno encuentra el amor en los lugares más insospechados. Aunque en pijama todo cueste un poco más.

Wakie

share