Actualidad

¿Quién está detrás de la imagen de los artistas del Sónar?

Descubrimos a los estilistas que crean la imagen de algunos de los músicos que participan en el festival barcelonés

Los controvertidos atuendos de Miley Cyrus están pensados al milímetro por su estilista, Simone Harouche. Rihanna acaba de recibir un premio que reconoce su papel como icono de la moda pero, tal vez, dicho galardón debería haber caído en manos de su amigo Mel Ottenberg, que suele tomar las decisiones estéticas por ella. Y cuentan que Lady Gaga no habría sido la misma si Nicola Formichetti no le hubiera ayudado a construir su personaje.

Los músicos tienen una enorme influencia a la hora de configurar las propuestas que después se vestirán tanto en las pasarelas como en las calles. Pero no sólo las estrellas del pop se rodean de un equipo de expertos para moldear su estilo. La electrónica siempre se asocia con la estética más futurista y transgresora, los coolhunters acuden a los festivales para adivinar las tendencias masivas que se avecinan y los artistas saben perfectamente que, además de con su música, deben comunicar con su imagen.

Detrás de un look poderoso casi siempre hay un asesor en la sombra. Para muestra, algunos de los cabezas de cartel del Sónar. Y sus estilistas:

1. El exceso andrógino de Robyn

Su corte de pelo ha sido imitado hasta la saciedad. Mezcla hábilmente prendas masculinas y femeninas, sudaderas deportivas con trajes sofisticados y se atreve con piezas arquitectónicas y patrones imposibles. La responsable de que todos estos estilos aparentemente inconexos se ensamblen perfectamente es Maria "Decida" Whalberg, que no sólo elige el vestuario de la cantante sueca; también le ayuda a realizar sus coreografías. Estilista de profesión, se define como una rompedora de estereotipos. Y lo demuestra en su revista 2Faced1, en la que juega a cambiar la identidad del mismo modelo a través de la ropa.

2. La sofisticada oscuridad de Lykke Li

Lykke Li

Afirma que no tiene un asesor de imagen oficial. Sin embargo, en su puesta en escena, siempre de riguroso negro, tiene mucho que ver su hermana, la prestigiosa estilista Zara Zachrisson. Trabaja en los reportajes de moda del Wall Street Journal, en los vídeos de bandas como Beach House y dirige la revista Last Magazine. Como a su famosa hermana, le encanta la estética minimalista y los trajes masculinos.

3. La fiesta de estampados de Yelle

La fiesta de estampados de Yelle

Julie Budet, su cantante, es considerada un icono de estilo en Francia. Se ha puesto prácticamente de todo, aunque quizá su sello de identidad sean las mallas de colores y los vestidos con motivos gráficos. Durante años, el diseñador californiano Brian Lichtenberg ejerció como su estilista. Él fue quien inventó la moda de llevar camisetas que ironizan con los logos de las marcas de lujo y ahora, convertido en un creador famoso, ha dejado de lado sus tareas de asesor. Hoy Budet se deja asesorar por su amigo Jean Paul Lespagnard, un diseñador emergente que ha vestido a la cantante en sus últimas giras.

4. La elegancia simple de Gesaffelstein

Gesaffelstein

Se llama Mike Levy, hace techno oscuro y es el último niño mimado de la industria de la moda. Pincha en los desfiles de París y Milán, sus temas aparecen en campañas de Givenchy o Lous Vuitton y ha sido portada de Vogue Hommes International. Siempre vestido con impecables trajes ajustados, no tiene un estilista oficial, pero sí un diseñador de cabecera: Hedi Slimane. No sería de extrañar que acabara siendo imagen de alguna exclusiva firma.

5. El clubbing político de Massive Attack

La poderosa imagen del dúo de Bristol deja el vestuario a un lado y se centra en la puesta en escena, pero eso no implica ésta que no haya influído igualmente en el estilo de vestir de una generación. Ni tampoco que ellos no hayan sabido rodearse de auténticos gurús de la moda británica. Sus controvertidos visuales, portadas y videoclips se deben a uno de sus miembros: el también artista Robert del Naja. Para ello, contó con la ayuda del fotógrafo Nick Knight y la estilista Judy Blame. Ambos también han tenido que ver en la peculiar estética de Boy George o Bjórk, y contribuyeron a hacer de la revista The Face la biblia del estilo clubber de los primeros noventa.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar