Actualidad

Los rusos claman contra la corrupción, Putin responde con detenciones masivas

Entre los más de 700 detenidos se encuentra el promotor de las manifestaciones, el opositor y candidato a la presidencia, Alexéi Navalny

Rusia vuelve a vivir manifestaciones masivas contra el Gobierno. Alrededor de 60.000 personas se concentraron ayer en toda Rusia para clamar contra la corrupción de sus líderes políticos en una marcha organizada por el líder de la oposición y candidato a la presidencia Alexéi Navalny, que se replicó en 99 ciudades del país.

Bajo el lema, “Dimón (nombre coloquial para Dmitriy Medvedev) responderá”, el domingo fue declarado por los activistas el día nacional contra la corrupción. Y, pese a que las autoridades rusas declararon la mayoría de las protestas ilegales (92 de 99), eso no impidió que los ciudadanos se lanzaran a las calles con gritos de “Rusia será libre”, “Libertad, libertad” o “Rusia libre sin Putin”.

Protestas que la policía no tardó en reprimir con gases lacrimógenos y detenciones. Se calcula que un total de 700 personas fueron detenidas solo durante las protestas de Moscú. Entre ellas, el propio organizador: Alexéi Navalny.

Navalny fue detenido alrededor de las 2 de la tarde e introducido en un furgón policial, desde el que tuiteó “Muchachos, estoy bien. No me rescatéis. Id por la calle Tverskaya. Nuestro tema hoy es la lucha contra la corrupción”.

Más adelante, Navalny publicó otro tuit:

“Hola, todo está bien. Estoy en comisaría hablando del vídeo [de Medvedev] con la policía. Mantengan su marcha pacífica, que hace buen tiempo”.

Navalny hace referencia a su vídeo documental publicado a principios de marzo, en el que criticaba la corrupción del Gobierno y acusaba al Primer Ministro, Dmitri Medvedev de corrupción a gran escala. El abogado y activista publicaba evidencias de presuntos sobornos a alto funcionarios por parte de Medvedev, toda la lista de mansiones, villas de lujo y viñas privadas de las que dispone y propiedades registradas en paraísos fiscales.

"Basándonos en la documentación publicada afirmamos que a las fundaciones de Medvedev han sido transferidos como mínimo 70.000 millones de rublos (cerca de 1.200 millones de dólares) en dinero y propiedades", explicaba el candidato a la presidencia rusa, Navalny.

La investigación fue realizada a través de la oenegé Fondo Contra la Corrupción, fundada por el propio Navalny, que descubrió toda la trama siguiendo el rastro de unas zapatillas Nike y numerosas compras de ropa que adquiría Medvedev pero que eran enviadas a un tercero. Además de las zapatillas deportivas, miles de patitos de goma amarillos se convirtieron en el símbolo de la protesta a partir de que se descubriera que en una de las mansiones de Medvedev había registrada una caseta para los patos de la propiedad.

El vídeo, que lleva ya más de 12 millones y medio de visualizaciones, ha servido como gasolina para prender la mecha de la indignación de Rusia ante la corrupción de sus gobernantes y su estilo de vida acaudalado frente a la pobreza en la que vive gran parte de la población.

Las manifestaciones de ayer llamaron la atención no solo por su tamaño, sino por haberse producido tras la llamada a la acción de un activista. En gran parte del país, incluso en las ciudades más pequeñas, se congregó gente para protestar contra el gobierno, hecho que fue silenciado por los grandes medios de comunicación rusos que prefirieron seguir con su programación habitual en las televisiones.

Entre los asistentes a los "paseos" (así se denominaron las manifestaciones para intentar sortear las prohibiciones) se encontraban muchos jóvenes que no llegaban ni a la mayoría de edad. Aún así algunos de ellos fueron detenidos agudizando aún más la indignación ciudadana que Putin prefirió hacer callar con la fuerza a solo un año de las elecciones que podrían auparle al poder... otros seis años más.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar