PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La desigualdad de agua es cada vez más similar a la económica

H

 

Un nuevo estudio de la NASA revela datos alarmantes sobre el agua en nuestro planeta #elfuturodelagua

PlayGround

19 Febrero 2016 12:55

Nuestro planeta está cada vez más polarizado, también en cuestión de agua.

Las regiones secas se están volviendo más secas y las húmedas más húmedas que nunca. Hasta 4.000 millones de personas no tienen agua suficiente para beber, lavar o regar. Pero este dato podría incrementar significativamente en los próximos años.

Las regiones secas son más secas y las húmedas más húmedas que nunca


Un estudio liderado por Jay Famiglietti, investigador de la NASA especializado en el estado del agua en nuestro planeta, ha revelado un dato alarmante:

"Los cambios en el clima de la última década han causado que la Tierra almacene un extra de 3.200 millones de toneladas de agua en suelos, lagos y acuíferos subterráneos. Esto ha provocado que se retrase el aumento del nivel del mar un 20%".

El cambio climático está provocando una transformación del planeta como prácticamente nunca antes ha sufrido. Pero Famiglietti asegura que lo más perjudicial es la polarización de las zonas, ya que no solo puede provocar sequías sino otras catástrofes naturales como terremotos.


Las zonas perjudicadas más pobres tienen todas las papeletas para seguir aumentando sus miserias sanitarias



Las áreas que se han vuelto más húmedas incluyen la cuenca alta del río Missouri, el norte del Amazonas y el sur de África. Por otro lado, lugares como Oriente Medio, el norte de África, China o India se están secando gravemente. Son zonas que están sufriendo sus peores sequías de la historia.

El parecido entre la desigualdad de agua y la económica es evidente. De hecho, el propio investigador advierte que "los resultados del estudio apuntan a una lucha entre los que tienen agua y los que no". Teniendo en cuenta la lógica del mercado, las zonas perjudicadas más pobres tienen todas las papeletas para seguir aumentando sus miserias sanitarias.

Sin embargo, quienes deberían hacer algo al respecto tampoco parecen dispuestos a colaborar. "Aunque los resultados son alarmantes, no hemos recibido ninguna respuesta coordinada para tomar medidas al respecto", asegura Famiglietti.

En un mundo donde las 62 personas más ricas amasan el mismo dinero que el resto, ¿podríamos vivir un estado similar con el agua?

[Vía Fusion.net]


share