PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Cuando tu novia tiene una aventura amorosa y a ti te parece muy bien

H

 

Juli Zeh publica 'Descompresión' (Reservoir Books), una novela en la que el amor se convierte en la más agobiante de las experiencias

Helena Moreno Mata

02 Noviembre 2015 12:07

Descompresión: reducción de la presión a que ha estado sometido un cuerpo, en especial un gas o líquido.

Síndrome de descompresión: enfermedad aguda producida por una disminución brusca de la presión atmosférica.

Jola padece este síndrome; en un principio no lo parece, pero su vida amorosa está igualmente atascada en una gran presión que apenas le permite respirar.  

Los besos con Sven la dejan sin aire. Como si todo el oxígeno que su profesor de submarinismo le enseña a coger se desvaneciera en cuestión de segundos. Para dejarla sin aliento. Para hacer que el remordimiento llegue a ella en forma de una extraña y desconocida sensación.

En esa inexplicable situación bucea la protagonista de la última novela de Juli Zeh, Descompresión, fundida en constantes dilemas sobre el deber y el querer. Oscilando siempre entre el deseo y la compostura hasta que finalmente es arrastrada por la ira. Así de real y así de palpable es Jola.

“En el mar sucedía lo mismo que en un tren: aprendía uno a conocerse asombrosamente bien en un tiempo récord”.

De esta forma empieza el viaje de Jola en unas vacaciones que parecían paradisíacas y que terminarían cambiando su vida por completo. Bajo doce relatos en forma de diario, la joven y atractiva actriz es capaz de hacer una introspección; pero también dejar que el lector la haga a través de ella.


Su vida amorosa está igualmente atascada en una gran presión que apenas le permite respirar. Los besos con Sven la dejan sin aire


Porque como Jola, habrá muchas mujeres que en algún momento de sus vidas se han sentido así, perdidas, teniéndolo todo pero sintiendo que les faltaba lo más importente: la felicidad.

Es por ello que dejará que Sven aterrice en su vida de forma desbordante, enloquecedora, cegándola de todo lo demás. Hasta que el sexo se vuelva en una obsesión, de hecho la única.

Pero Theo, su pareja, no sólo no se enfrenta sino que deja que el affaire fluya, que Jola y Sven se exploren el uno al otro. Como si no tuviera nada que temer; como si aquello no fuera con él. Hasta que, como si no hubiera sido plenamente consciente de la situación, empiezan las amenazas hacia Jola.

“Hace apenas una hora, Theo ha vuelto a intentar matarme. Suena a principio de novela policíaca. Pero no lo es”, explica Jola en uno de sus diarios con el miedo a flor de piel.

Pero es un miedo pasajero, transeúnte, que acaba convirtiéndose en algo cuya fuerza es arrolladora y permitirá a nuestra protagonista sentir que realmente está inmersa en la intriga y el suspense.

Porque el mérito y punto álgido de Descompresión es precisamente ese: situar al lector en una historia que parece policíaca pero que en el fondo es el reflejo de un trío amoroso; una relación a tres cuyo vértice es Jola.


"Hace apenas una hora, Theo ha vuelto a intentar matarme. Suena a principio de novela policíaca. Pero no lo es”


Todo ello es llevado por Juli Zeh con una dosis de ironía pero bajo sentimientos tremendos. ??Juli es impredecible, un tanto descabellada, pero plenamente consciente de todo lo que la rodea.??

Y así, con Jola, Sven y Theo, teje un triángulo del amor donde los vértices apenas tienen límites y donde los tres personajes verán cómo sus respectivas vidas se lanzan al mar de todos los placeres, sin traje de buceo y sin salvavidas.


share