Actualidad

Una pareja desahuciada pierde al bebé que esperaba después de 16 días en la calle

Son padres de cuatro menores y ambos están desempleados.

"Mi desahucio y la ansiedad por falta de soluciones reales me han causado un aborto", explica Lidia en la página de una plataforma que defiende el derecho a la vivienda. La joven madrileña y su marido, Santiago, fueron desalojados de su casa el pasado 13 de junio por el fondo buitre Fidere (Blackstone). Ambos están desempleados y son padres de cuatro menores de 3, 8, 10 y 13 años.

El primer intento de desahucio fue el 2 de junio. Consiguieron evitarlo. Diez días después, 14 furgones de la Policía acordonaron la calle y echaron la puerta abajo. El Samur les ofreció asilo en un albergue en Vallecas, un centro de estancias cortas que tuvieron que dejar después de seis días.

Lidia, Santiago y sus cuatro hijos viven en Carabanchel (Madrid). Las opciones que les dio la concejal del distrito fueron: un dormitorio en una vivienda compartida o un estudio por 300 euros. "¿Cómo vamos a meternos 6 personas en una habitación?", reprochaba la joven en el mismo texto publicado por Por una Vivienda Digna.

Llegó una segunda opción por parte de la Junta: una vivienda en Ávila. "Nuestros hijos tienen aquí el colegio, sus raíces y a sus abuelos", asegura Lidia.

Finalmente, y agotados por la falta de alternativas reales , decidieron acampar los 6 en la plaza de Carabanchel, frente a la Junta del Municipio, para encontrar una solución a su situación. Allí llegaron el 19 de junio con sus tiendas de campaña y arropados por vecinos y por la Asamblea de Carabanchel. Durante 16 días permanecieron allí para protestar.

El pasado jueves, Lidia tuvo que ser ingresada de urgencia. Había perdido al bebé que estaba esperando.

El periplo de 16 días también lo fue para los más pequeños, que acudían al colegio cada día. "Contamos con la ayuda de sus abuelos. Al menos ahí pueden cenar, comer algo o ducharse", añade Lidia. Pero la pensión de los padres no da para mucho más. Tienen que ayudar también a otros dos hijos que están en situación de desempleo.

Lidia y Santiago llevan años esperando a una vivienda de alquiler social. No son los únicos. Desde la Junta de Distrito de Carabanchel aseguran que hay 8.000 familias con prioridad antes que ellos por encontrase en situación extrema. La cifra que asciende hasta las 14.000 personas en la Comunidad de Madrid, mientras hay pisos vacíos sin ocupar, propiedad de los fondos buitres.

La familia asegura que Lidia, aunque agotada y abatida, se encuentra mejor. También apuntan a que seguirán luchando hasta conseguir, al menos, una solución que les favorezca a los 6.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar