PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

"Tenemos derecho a estar cabreados": los poetas negros lanzan su grito más hondo

H

 

El movimiento #BlackPoetsSpeakOut toma fuerza en Estados Unidos como protesta contra el racismo policial

Luna Miguel

10 Diciembre 2014 14:09

“Soy un poeta que no se va a quedar en silencio mientras su nación asesina a gente negra. Tengo derecho a estar cabreado”. Este es el grito que cientos de poetas negros han lanzado en Estados Unidos y este es el verso que enciende las venas de un montón de ciudadanos consternados tras el asesinato en Ferguson de Michael Brown y la asfixia pública en Staten Island de Eric Garner, ambos muertos tras una dudosa intervención policial.

Tienen derecho a estar cabreados sí. Tienen derecho a pedir aliento y a pedir justicia, y a pedir que todos nosotros miremos su rabia, porque sus reclamos de libertad y de igualdad son también los nuestros. Bajo el hastag de #BlackPoetsSpeakOut, toda una comunidad de creadores ha decidido reunirse y entre vídeos de YouTube y versos fuertes, atronadores, dolorosos y llenos de poder su mensaje está siendo poco a poco lanzado al mundo. Este proyecto está a su vez asociado a Cave Canem, un célebre colectivo de poetas afroamericanos con 20 años de lucha a sus espaldas. En un mundo que parecía libre, y en un país que parecía luminoso, el silencio sigue imponiéndose a quienes tienen algo por lo que quejarse. Y por eso desde Facebook, Twitter y Tumblr los poetas negros y los poetas blancos y los poetas de todas las razas están abriendo bien sus gargantas para destruir ese incómodo e inútil silencio.

Son escritores de todos los puntos de los Estados Unidos, algunos célebres con obra publicada, otros muy jóvenes, que llegan a esta propuesta desde las mismas redes en las que comenzó a hacerse viral el poema que Teenage Poet dedicó al caso de Eric Garner. Black Poets Speak Out cumple dos semanas y es cada día más grande, e incluso importantes medios de difusión literaria como The Poetry Foundation se están haciendo eco de su causa. Parece que, una vez más, la denuncia vuelve a ser viral; que al contrario de lo que podamos pensar, las palabras tiene una fuerza brutal; y que gracias a la difusión en Internet todas nuestras luchas sonarán en voz alta. Así que cuidado con el perro: ha llegado la hora de gritar.

share