Actualidad

Por qué la depresión posparto es diferente a todas las demás

Un estudio científico descubre que los síntomas de la depresión en mujeres que acaban de parir son distintos a los de las personas aquejadas de cualquier otro tipo de depresión

En un mundo que aún sigue venerando la maternidad como el culmen de la vida de una mujer, aquellas que se sitúan fuera de la norma son juzgadas con dureza. Ahí entran todas aquellas que no quieren tener hijos, las que crían a sus criaturas de manera diferente, e incluso las mujeres que sufren depresión posparto.

Se supone que dar a luz a un hijo es uno de los momentos más bonitos de la vida de una mujer y debe llenar de gozo y satisfacción. Sin embargo, no siempre es así. Hay veces que la tristeza, la inquietud, la agitación o los problemas de concentración inundan los pensamientos de la mujer recién parida, dificultando, o directamente impidiendo, el desarrollo de vínculos emocionales con la criatura.

En concreto, la depresión posparto afecta a entre el 10% y el 20% de las mujeres. Algo que igual no sabes es que esa depresión no tiene porque ser inmediata; se puede presentar hasta un año después de dar a luz.

Según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, la depresión posparto se considera un subtipo de los trastornos depresivos graves y por lo tanto se trata de igual manera. Sin embargo, un estudio reciente ha averiguado que la depresión posparto no es como las demás depresiones.

A través de pruebas con resonancias magnéticas funcionales, los investigadores se dieron cuenta de que se producían distintos movimientos cerebrales en las mujeres con depresión posparto

“La maternidad puede cambiar a la madre, algo que normalmente pasamos por alto. Nos olvidamos de examinar la neurobiología de la salud mental y de las enfermedades mentales durante la maternidad, especialmente la ansiedad”, explica Jodi Pawluski, una de las autoras del estudio.

Por eso el estudio, publicado en la revista Trends in Neurosciences y elaborado por científicos de Francia, Canadá y Estados Unidos, ha consistido en una investigación de las características neurobiológicas de las pacientes que sufren depresión posparto.

A través de pruebas con resonancias magnéticas funcionales, los investigadores se dieron cuenta de que se producían distintos movimientos cerebrales en las mujeres con depresión posparto. Por ejemplo, la amígdala cerebral aparecía menos activa que en el caso de personas con ansiedad y depresión grave.

Para los investigadores, constatar estas diferencias en el comportamiento cerebral de las mujeres con depresión posparto son de vital importancia, ya que de esta manera se podrán diseñar tratamientos más efectivos.

Los científicos creen que pasar por una depresión posparto es aún más doloroso que sufrir una depresión de otro tipo, ya que se supone que las mujeres deben recibir la maternidad con entusiasmo. Además, critican la escasa investigación acerca de la patología, sobre la que apenas hay 20 estudios científicos publicados.

[Vía AgenciaSinc]

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar