Actualidad

En su trabajo le mandaron a casa por ir en pantalón corto, así que volvió con un vestido

Con temperaturas superiores a los 30º, a Joey Barge no le dejaron llevar pantalón corto a la oficina... así que decidió vestirse como sus compañeras

oi oi

Algunas compañías tienen normas bastante ridículas con respecto a su código de vestimenta. Por alguna razón que no llegamos a comprender, hay empresas en las que, cuando el calor empieza a apretar, mientras que a ellas se les permite ir a trabajar con faldas o vestidos, a ellos se les obliga a ser muy machos y seguir con sus pantalones largos hasta los tobillos, #fucklogic.

En esas se vio Joey Barge, que tras aparecer en su oficina con unos pantalones cortos un día en el que las temperaturas sobrepasaban los 30°C, fue enviado de vuelta a casa a cambiarse por vestir "inapropiadamente".

"Si las mujeres pueden llevar vestidos o faldas al trabajo, ¿no puedo yo llevar pantalones cortos elegantes como los de la foto?".

"Respuesta: no, me acaban de mandar a casa".

Empujado por la tocada de huevos que supuso la situación, y con un cabreo sustancialmente incrementado por la temperatura ambiente, Joey decidió hacerles caso y cambiarse de ropa para adaptarse al código de vestuario. Eso sí, no como ellos esperaban.

"¿Qué queda mejor?".

"Nos vemos pronto, Twitter. Pronto me volverán a mandar a casa".

Obviamente, la gente aplaudió la actitud de Joey.

"Los hombres deberían poder llevar pantalones cortos como las mujeres pueden llevar vestidos y faldas... igualdad".

Es más, los hombres deberían poder llevar también vestidos y faldas, si de lo que hablamos es de igualdad.

Con su protesta, Barge logró una pequeña mejora en las condiciones de sus compañeros: a partir de ahora se les permitirá ir a trabajar con pantalones 3/4. Una prenda que, además de ser más fea que un dolor, tampoco les aliviará demasiado del calor. Menos da una piedra, I guess.

"Bien hecho tío pero... ¿pantalones 3/4? ¿Estás currando en una rave de los 90's o en unas vacaciones de senderismo para lesbianas?".

Pero el caso de Joey no es único.

La revolución de los hombres cansados de achicharrarse de calor por los estúpidos códigos de vestimenta ha empezado a tomar Europa. En la ciudad francesa de Nantes, los conductores de autobús protestaron por la normativa que les permite a ellas vestir con falda y a ellos les prohíbe trabajar en pantalón corto, vistiéndose con falda ellos también.

"Nuestro uniforme no es apropiado para estas elevadas temperaturas. Envidiamos a las mujeres en momentos como estos", dijo Didier Sauvetre, conductor de la compañía, a la empresa local.

Y las quejas no están llegando solo por parte de los adultos. Unos 30 alumnos de la academia ISCA, en Exter, a los que se les negó modificar su uniforme para poder ir con pantalones cortos, se presentaron recientemente con faldita plisada en clase. Según el jefe de estudios, Aimee Mitchell, los pantalones cortos no forman parte del uniforme, pero asegura que si este “clima caluroso se vuelve normal, estará feliz de considerar cambios para el futuro”.

Por suerte como en PlayGround nos pasamos la vida corriendo de un lado a otro semidesnudos nunca hemos tenido este tipo de problemas.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar