PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Decapitaciones públicas y latigazos: así es la vida en Arabia Saudita

H

 

Un documental revela las atrocidades cometidas a diario por el Gobierno saudí

Margaryta Yakovenko

21 Marzo 2016 14:23

Cinco cuerpos aparecieron colgados de un tubo sostenido por dos grúas. Cinco cuerpos que anteriormente habían sido decapitados.

Estuvieron colgados en lo alto durante días, para que todo el mundo los viera. Los responsables de esta barbaridad no fueron ni narcos ni mafiosos ni terroristas. Fue un gobierno, el principal pilar de un Estado.



En este caso, el responsable de la atrocidad fue el Gobierno de Arabia Saudita.

Ejecuciones en mitad de la calle, decapitaciones, condenas a latigazos y penas de prisión de una duración exagerada son el día a día de los ciudadanos saudíes, acostumbrados a vivir en un país donde los Derechos Humanos son más que obviados.



Ahora, un documental titulado Saudi Arabia Uncovered, realizado en conjunto por la cadena británica ITV y la estadounidense PBS, denuncia toda la brutalidad del régimen con imágenes que han podido ser grabadas a escondidas dentro del país.

En el documental, el público asiste a ejecuciones desgarradoras. Como la de una mujer vestida de negro que un hombre decapita en mitad de la calle por asesinar, supuestamente, a su hijastra. Antes de que su cabeza ruede por el suelo, la mujer llega a gritar: "Yo no lo hice".

En otra escena, vemos como varios policías blanden látigos ante un grupo de mujeres. En un punto, una de las mujeres es golpeada brutalmente y cae al suelo mientras se escucha un grito.



Las mujeres, consideradas ciudadanas de segunda categoría en Arabia Saudita, sufren constantemente vejaciones y restricciones. Tienen prohibido realizar actividades básicas como salir solas a la calle, conducir un coche, maquillarse, llevar algo que no sea la abaya o probarse ropa en una tienda.

Precisamente es en una tienda donde ocurre otra de las escenas impactantes del documental. Mientras una mujer compra tranquilamente en un supermercado, se le acerca un hombre que la tira al suelo sin ninguna razón para luego seguir comprando.

La pena de muerte sigue estando a la orden del día en el país en el que puedes ser ejecutado por asesinato, violación, robo, consumo de drogas, adulterio o brujería. Tan solo en 2015, 150 personas fueron ejecutadas.



Cualquier crítica o disidencia al régimen conlleva soportar una pena de cárcel de 10 a 15 años o ser condenado a 1.000 latigazos en un juicio sin garantías de una defensa adecuada.

El trato que practica Arabia Saudita contra sus ciudadanos ha sido denunciado en numerosas ocasiones por organizaciones como Amnistía Internacional. Aún así, muchos gobiernos occidentales siguen siendo fieles aliados de esta monarquía absoluta.

Gran Bretaña vende armas al gobierno de Riad a cambio de petróleo y sus casas reales mantienen una estrecha relación amistosa.

Otro tanto ocurre con España. Las familias reales se visitan cada cierto tiempo para estrechar sus lazos mientras el Ejecutivo vende armas a los saudíes por valor de 24,2 millones de euros. De hecho, Arabia Saudí es el principal cliente de la industria militar española

A pesar de que a Arabia Saudí se la ha relacionado varias veces con el terrorismo (solo hay que recordar la nacionalidad de Bin Laden) y ha sido acusada de apoyar el Estado Islámico, EEUU suministra armas a Riad por valor de 1.000 millones de dólares.



El documental, Saudi Arabia Uncovered, pretende mostrar los atropellos a los Derechos Humanos cometidos por el país musulmán y al mismo tiempo, analizar las relaciones que este país sigue manteniendo con Gobiernos que defienden la democracia.

Unas relaciones tan estrechas como cuestionables moralmente.


share