Actualidad

"Título: mujer derramándose en jardín rojo"

El fotógrafo Paul Kooiker retrata de una forma sorprendente un cuerpo femenino sin rostro

El fotógrafo Paul Kooiker monta un set en su jardín para hacer una sesión de desnudo. Utiliza un edredón desteñido y una manta raída. El objetivo, retratar la feminidad divina de una forma obsesivamente íntima y en tecnicolor. El reto, adorar el cuerpo femenino de una forma nunca vista.

La modelo es una mujer gruesa, sin rostro y no identificada. Se retuerce sobre una mesa en un espacio abierto pero secuestrado. Sus posturas son forzadas, poco elegantes: escorzos que muestran un universo de erotismo nada sexual. Su piel blanca y sobreexpuesta elimina los detalles de su cuerpo y la transforma en una figura inaccesible de porcelana.

En este trabajo titulado Sunday , Kooiker juega con las referencias populares de las esculturas clásicas de mármol, las retuerce y las llena de contradicciones. Sin embargo, este tema no es nuevo en su obra. Con esta sesión, el fotógrafo vuelve a la exploración del cuerpo y de la belleza femenina no normativa, pero no la retrata de una forma subersiva, provocadora adorable ni benevolente. Pone al espectador ante una flor de un día, ante un fenómeno extraño. La mujer obesa se transforma en un ser de ensueño, un ángel inaccesible que se derrama. Alguien, o algo, que nos atrae detrás de una vitrina de museo: un objeto de deseo.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar