PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Estos cuerpos deformados son la respuesta del arte a las armas químicas

H

 

El mundo pictórico de Nguyen Xuan Huy nos expone de forma poética a las secuelas físicas derivadas del uso de Agente Naranja en la Guerra de Vietnam

Luis M. Rodríguez

07 Julio 2014 12:23

Hay quien considera que la belleza, cuanto menos vestida, mejor vestida está. Quizá por eso, el grado de atracción visual que despierta un cuerpo sano suele ser directamente proporcional a los centímetros de piel desnuda que muestra. Así de felizmente primarios somos.

En la obra del artista vietnamita Nguyen Xuan Huy el desnudo juega un papel fundamental. Las mujeres que pinta se exhiben casi siempre sin ropa y refulgen en su esplendor carnal. Pero en su caso, la piel desnuda no funciona simplemente como articulación erótica, sino como reclamo: es un medio para hablarnos de algo que nada tiene que ver con el sexo o con esa idea del “cuerpo como negocio” de la que abusa la publicidad. Nacido en Hanoi en 1976, en realidad Nguyen quiere llamar nuestra atención hacia las consecuencias de una guerra que, casi cuatro décadas después de su desenlace, sigue enquistada en la memoria colectiva. Hablamos, sí, de la Guerra de Vietman.

Si como decía Adam Smith la atracción o el afecto no son más que simpatía de la costumbre, la obra de Huy juega con las connotaciones de esa sentencia. Huy se vale del poder de atracción de la costumbre en la medida en que toma prestadas referencias de la historia del arte (hay motivos sacados de cuadros de Matisse, Dalí o El Bosco, por ejemplo) y hace uso de la iconografía socialista y de elementos de calado pop, creando un campo de tensión entre los símbolos del comunismo y el capitalismo. Pero en su caso, la costumbre aparece pervertida por un componente anatómico que se percibe fuera de lugar: esos miembros retorcidos que vemos con extrañeza no son una licencia de artista, sino el reflejo de una cruda realidad, pues el artista plantea sus cuadros como recordatorios del legado permanente de aquella guerra de Vietnam.

El arte como ancla de la memoria histórica; los cuerpos (desnudos y deformes) como instrumento de acción.

Nguyen Xuan Huy

Nguyen Xuan Huy

Nguyen Xuan Huy

Nguyen Xuan Huy

Nguyen Xuan Huy

Nguyen Xuan Huy

Nguyen Xuan Huy

Nguyen Xuan Huy

Nguyen Xuan Huy

Nguyen Xuan Huy

Nguyen Xuan Huy

Nguyen Xuan Huy

Nguyen Xuan Huy

Nguyen Xuan Huy

Nguyen Xuan Huy

share