Actualidad

7 cuentos de hadas ucranianas

Oleg Oprisco es un fotógrafo ucraniano que se ha propuesto llenar de magia algunos espacios desolados

A veces los espacios más desoladores de nuestro mundo pueden convertirse en los más mágicos, sobre todo si quien los mira lo hace de una manera distinta, dejando atrás todo atisbo de violencia y crueldad, y centrándose en lo que verdaderamente importa: la belleza de soñar despiertos. Al menos esa es la propuesta que nos llega desde los espacios más devastados de Ucrania, y de la mano de las fotografías de Oleg Oprisco, un enamorado de la fotografía analógica, de los mundos oníricos y del reto que se supone ya no sólo encontrar y sino también la poesía del mundo gris que habitamos. Mujeres con enormes coronas de flores, cerilleras de cuento que han encogido como si fueran Alicia en el País de las Maravilla, sábanas que cubren cuerpos delgados, como si estos acabaran de surgir de una perfecta nube. Oprisco no es un fotógrafo: es un narrador que invierte las texturas —ahora todo es azul y todo pincha, ahora todo es rojo y delicado— para crear su propia historia. Para contárnosla a nosotros, pero sin pronunciar una sola palabra.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar