Actualidad

La cruzada de Pussy Riot está lejos de llegar a su fin, pero... ¡hay amnistía para Pussy Riot!

Los últimos movimientos en el mundo mediático ruso insisten en que la ortodoxia está lejos de desaparecer

Pussy Riot sacudió los cimientos de la opinión pública internacional con su performance en la Catedral de Cristo Salvador de Moscú, y aunque recientemente se especuló con la libertad cercana del grupo, lo cierto es que su cruzada está lejos de llegar a su fin.

La semana pasada Putin disolvía la agencia de noticias estatal para sustituirla por otra a cuyo frente estará Dmitry Kiselyov, la clase de homófobo que estima que un gay no debería donar órganos (al ser “incapaces de propagar la vida”), y ahora Kiselyov es el hombre mediáticamente más poderoso del país. Paralelamente, Ivan Okhlobystin, un actor célebre por sus incursiones políticas, acaba de asegurar en público que si por él fuera “ metería en un horno a todos los gays”. En la línea de Kiselyov, Okhlobystin considera la homosexualidad una amenaza “para sus hijos”.

Pase lo que pase con las Pussy Riot, queda claro que Rusia sigue teniendo un largo camino por delante para dar la vuelta a la ortodoxia moral.

Actualización: El parlamento ruso ha aprobado hoy miércoles la amnistía excepcional propuesta con motivo del 20 aniversario de la Constitución rusa. Según fuentes oficiales de aquel país, tanto los activistas de Greenpeace encausados por protestar contra la empresa energética Gazprom como las integrantes de Pussy Riot podrían ser puestos en libertad tan pronto como este jueves.

Más en PlayGround: Activismo extremo en la Plaza Roja de Moscú

Más en PlayGround: Lee las cartas de Nadezhda Tolokonnikova de Pussy Riot a Slavoj Žižek desde la cárcel

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar