Actualidad

Miles de neozelandeses reúnen $1.700.000 para impedir la privatización de una playa

"Hay veces en las que te sientes impotente. Esto ha sido una experiencia maravillosa de empoderamiento"

Un crowdfunding salva la compra de una playa por parte de un empresario.

Acaba de suceder en Nueva Zelanda.

40.000 personas reunieron 1.7 millones de dólares (42,5 dólares por cabeza) para hacerse con la playa Awaroa del Parque Nacional Abel Tasman, en la Isla Sur del país, que iba a ser privatizada. 

El empresario Michael Spackman, anterior dueño de la playa, acordó la venta de la playa a la ciudadanía después de que la campaña de crowdfunding concluyera en poco más de tres semanas.

"Este es un gran día", le dijo a la BBC Duane Major, responsable de la campaña. "Hay veces en las que puedes sentirte impotente, de forma que para nosotros se trata de una maravillosa experiencia de empoderamiento".

Es así como la playa regresa a sus auténticos propietarios: la gente.

[Vía BBC]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar