Actualidad

El brutal ‘crimen de honor’ que ha sacudido a Reino Unido

Secuestrada, violada y asesinada por culpa de una relación amorosa con un musulmán árabe que su familia no aprobaba

Era un miércoles cualquiera. Una de esas tardes baldías de mitad de semana en las que nunca pasa nada. Celine Dookhran estaba en su casa con una amiga después del trabajo. Se metió en la ducha para relajarse y se encontró con el infierno.

Dos extraños habían entrado en su casa. Llevaban el rostro cubierto con pasamontañas. Dispararon contra Dookhran con una pistola eléctrica mientras ella se remojaba, la amordazaron y se la llevaron de allí en un coche. Su amiga corrió la misma suerte.

Los captores condujeron a ambas jóvenes hasta una vivienda en Kingston-upon-Thames, en el suroeste de Londres. La propiedad estaba en obras, allí no vivía nadie. Ambas mujeres fueron violadas. Dos horas después, la policía hallaba el cuerpo sin vida de Celine en la nevera de aquella casa. Su rostro estaba cubierto con cinta adhesiva. Sus manos estaban atadas con cables. La habían degollado.

El cuerpo de Dookhran pudo ser encontrado gracias a que su amiga, a la que los raptores asestaron varias puñaladas, consiguió escapar. Alertó a la policía desde el hospital.

El crimen sucedió el pasado 19 de julio. Una semana después, la policía detenía a dos hombres como principales sospechosos de aquella macabra cacería.

Pocas horas después de haber desaparecido de su casa, la policía hallaba el cuerpo sin vida de Celine Dookhran en la nevera de una vivienda vacía en Kingston-upon-Thames. La habían degollado

A Mujahid Arshid, de 33 años y sin residencia fija conocida, se le imputan los cargos de secuestro, violación y asesinato de Celine Dookhran. También se le acusa del secuestro, violación e intento de asesinato de la mujer que logró huir, cuya identidad no ha sido revelada por razones de seguridad. Vincent Tappu, de 28 años y residente en Acton, un distrito de Ealing, al oeste del Gran Londres, está acusado de participar en el secuestro de ambas jóvenes. Ambos comparecían esta semana ante la justicia para una audiencia preliminar.

Retrato de los dos acusados durante la vista preliminar. Juia Quenzler/SWNS.com

El shock ha llegado cuando la fiscalía ha empezado a desenredar la madeja de causas y motivaciones que subyacen al asesinato de Celine. Porque las sospechas apuntan a que se trata de un 'crimen de honor'.

La fiscal Binita Roscoe explicó durante la vista que Dookhran, de 20 años, musulmana y de origen indio, mantenía una relación amorosa con un musulmán árabe. Algunos miembros de la familia de ella no aprobaban la relación. La joven planeaba casarse con aquel hombre, lo que enfureció a dichos familiares. Estos, según las pesquisas de la fiscalía, habrían ordenado el secuestro y asesinato de Celine para evitar “ver manchado su honor”.

Los acusados guardaron silencio durante la vista y no presentaron ninguna alegación.

La fiscal Binita Roscoe explicó durante la vista que Dookhran, musulmana y de origen indio, mantenía una relación amorosa con un musulmán árabe. Algunos miembros de su familia no aprobaban la relación. La fiscalía cree que se trata de un 'crimen de honor'

Los padres de la víctima han emitido un comunicado a través de la Policía Metropolitana en el que rinden homenaje a una “hija cariñosa y con un inmenso talento” que trajo “alegría, felicidad y risas a su familia y amigos”. “Tenemos la creencia sincera y la plena confianza de que los viles individuos involucrados en este crimen se enfrentarán a todo el peso de la ley”, añade la nota.

El juicio a los dos detenidos tendrá lugar en enero. La investigación policial sigue su curso.

[Vía BBC, The Independent, London Evening Standard]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar