Actualidad

Esta canción ha sido 'científicamente diseñada' para hacer felices a los bebés

Happy song, creada por una cantante ganadora de Grammys y dos psicólogos, combina todos los elementos necesarios para que un bebé ría. O eso dicen...

Todos sabemos que la música tiene el poder de suscitar respuestas emocionales e influir profundamente en nuestro estado de ánimo. Y no solo cuando tienes la edad de ir a tus primeros conciertos. Sucede desde antes de que hayas dado tus primeros pasos. No en vano, se ha probado que los bebés pueden escuchar y recordar la música, incluso cuando todavía están acomodados en el útero materno.

Y hablando de música para bebés, seguro que has oído hablar de estudios que recomiendan hacerles escuchar música clásica. Mozart, dicen, es el favorito de los nenes por sus melodías, su organización clara y su riqueza armónica. Pero fuera del ámbito de la clásica, ¿qué música les tranquiliza? ¿Cuál les alegra el alma?

Los psicólogos Caspar Addyman y Lauren Stewart han querido responder a esas preguntas. Y para tal fin se han unido a Imogen Heap, artista con varios premios Grammy en su haber. Juntos se propusieron usar las evidencias científicas existentes para crear una canción que haga feliz a un bebé. Y el resultado de su trabajo es Happy Song, una composición de dos minutos y medio de duración que, con un estilo cascabelero, habla de cómo los padres aman a sus hijos dondequiera que estén.

Para dar con los elementos musicales precisos que tenían que combinar para darle forma a "la perfecta canción feliz", los psicólogos contaron con la opinión de miles de padres de Reino Unido y las reacciones de varias decenas de bebés.

Imogen Heap, que tienen un hija de 18 meses, creó al principio cuatro melodías: dos lentas y dos rápidas. Sabían, por estudios anteriores, que las notas musicales más altas y las voz femenina atraen más a los bebés. También que una melodía simple y repetitiva es recomendable porque permite a los bebés "anticiparse", y esa sensación de predictibilidad les causa satisfacción. A la vez tuvieron en cuenta investigaciones que apuntan que, debido a que su ritmo cardíaco es mucho más rápido que el nuestro, los bebés reaccionan mejor ante músicas de tempo rápido.

Con estilo cascabelero, la canción habla de cómo los padres aman a sus hijos dondequieran que estén

Las cuatro melodías compuestas se sometieron a test. Se filmó la respuesta de 26 bebés ante esas melodías, midiendo el número de veces que reían, sonreían o bailaban, y la mayoría pareció coincidir en su apreciación de una opción en particular. Los padres, curiosamente, también optaron mayoritariamente por esa opción.

Una vez seleccionada la melodía ganadora, se pidió a 2.500 padres que votaran por los sonidos 'tontos' que más hacían reír a sus bebés. Ganó el "boo!" (66%), seguido de estornudos, (51%), sonidos de animales (23%) y risas (28%). Combinándolos y apostando sobre todo por sonidos vocales como "pa" y "ba", terminaron de hacer una canción que incluye ruidos de transportes, pitidos y rebotes.

"Reunimos a unos 20 de los bebés en una habitación y tocamos la canción juntos. Nos encontramos con un mar de rostros encantados".

Dos minutos y medio en los que aseguran que los mantuvieron atentos y soltando carcajadas.

[Vía Quartz]

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar