Actualidad

Seis creadoras que utilizan su sangre menstrual para hacer arte

Más allá de las polémicas y los detractores y detractoras, el Menstrual Art está en auge. Mostramos algunas de sus principales exponentes artísticas.

“El arte no es casto, debería prohibírselo a los ignorantes inocentes, no poner jamás en contacto con él a quienes no están suficientemente preparados. Sí, el arte es peligroso. Si es casto, no es arte”. Esto lo dijo un hombre, un artista, Pablo Picasso. Empecemos este post a bocajarro: si Picasso hubiera sido una mujer, y hubiera reflexionado acerca de la sangre que su cuerpo expulsaba todos los meses, ¿la habría utilizado como pigmento en sus obras? ¿Cuántos artistas masculinos se habrían privado de utilizar la menstruación como pintura? Si has mirado al techo, empezamos bien.

Considerando el revuelo que causó la semana pasada este artículo sobre una performance del colectivo Sangre Menstrual, hemos decidido arrojar algo de luz (y calma) acerca de una escena artística que ya tiene nombre propio: el Menstrual Art existe, está en auge y empieza a tener una comunidad de fans (por supuesto, también de detractores de ambos sexos).

Se trata de mujeres artistas que han decidido trabajar con su regla por diversos motivos: un naturalismo new age (“el arte es la eliminación de lo innecesario”, volvemos a Picasso), ahorro (sería la evolución creativa del uso de la copa menstrual, que no niega la regla, sino que la recoge), por temas políticos de reivindicación de la mujer a través de la visibilización de su naturaleza e incluso por impulsos místicos, espirituales y poéticos. Es muy probable que algunos hombres, que también han utilizado sus propios fluidos corporales en sus obras, no se hubieran privado de utilizar su propia pintura orgánica, aquella que han acumulado durante un mes y les libera de toxinas y tensiones, para dar vida a grandes cuadros.

Sea como sea, el tabú de la menstruación se está resquebrajando desde muchos frentes y los eufemismos para referirse a ella son cada vez más ridículos: se han editado antologías poéticas como Sangrantes(Origami), surgen festivales como CrankyFest, documentales divulgativos como La Luna Que hay en Ti y webs que recolectan las aportaciones de centenares de artistas anónimas. Basta con introducir el hashtag #menstrualart en Tumblr para descubrir muchas de estas obras.

Parece lógico que las artes pictóricas, escultóricas y en general visuales sean algunas de las más recurridas. Precisamente el escándalo que estas propuestas suscitan en buena parte del público es lo que reafirma a las artistas en su empeño. Presentamos algunas de las creadoras más interesantes del momento.

Carina Úbeda. Esta chilena es alérgica a las compresas. Durante 5 años los guardó los tradicionales paños de algodón usados y bordó palabras en 90 de ellos, un trabajo simbólico sobre la ovulación que utiliza la imagen de las manzanas podridas en un árbol, que dio lugar a una exposición en el Centro de Cultura y Salud de Quillota, Chile, en el que sus manchas colgaron como frutas.

Urzula Kluz. La misión de esta reputada artista polaca es utilizar el arte para fastidiar de todas las formas imaginables, y restarle la estética. Para ella, el arte es el ideal abstracto de la libertad. Con su proyecto Filuteriase opone a los estereotipos de la feminidad y excava en la intimidad como una forma de auto exploración.

Zanele Muholi. Esta sudafricana trata la opresión lesbiana en su país. Su trabajo Isilumo siyaluma (dolores menstruales) es uno de los máximos exponentes en obras de arte elaboradas con sangre menstrual.

Vanessa Tiegs. El proyecto de esta neoyorquina se titula Menstrala, y tiene como objetivo conectar a las mujeres con sus ritmos cíclicos y suscitar consciencia, intuición y creatividad menstrual. Se trata de abrazar este proceso natural y sanador como algo positivo e integrarlo en nuestras vidas.

Ingrid Berthon-Moine. El trabajo de esta francesa, titulado Red is the colour, consiste en una serie de retratos fotográficos que muestran a mujeres utilizando sangre menstrual como pintalabios. La artista titula las fotografías emulando las marcas de cosméticos, como Red Temptation, Rouge Hollywood.

May Ling Su. También esta artista filipina utiliza la fotografía a la hora de componer su obra. En este caso, On my Period muestra autorretratos de Ling Su, también vídeos, en las que ella aparece menstruando o interactuando con su sangre. Su intención es romper el estigma de la suciedad asociada a la menstruación. Su web fue nominada en los Premios de Porno Feminista.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar