PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Corea del Norte lanza un nuevo misil, retando al nuevo líder del Sur

H

 

China critica la actitud de Pyongyang y EEUU mete presión a Rusia asegurando que debería "estar preocupada"

PlayGround , Agencias

14 Mayo 2017 10:23

Fotografía de Wong Maye-E/AP

Corea del Norte lo ha vuelto a hacer. Hoy domingo, los servicios de inteligencia de Corea del Sur confirmaban el lanzamiento de un nuevo misil balístico por parte del régimen de Pyongyang. Es el cuarto ensayo de este año, y el primero desde la llegada al poder del nuevo líder surcoreano, que ha expresado sus deseos de “construir la paz en la pelínsula coreana”.

Por el momento son pocos los detalles que se tienen de la prueba. Solo se sabe que el misil, lanzado desde algún lugar cercano a Kusong, al noroeste del país, ha recorrido alrededor de 800 kilómetros antes de precipitarse sobre el Mar de Japón.

Según Tomomi Inada, ministro de Defensa de Japón, el misil habría alcanzado una altitud superior a los 2000 kilómetros, por lo que se sospecha que podría tratarse de un nuevo tipo de misil de mayor alcance que los que probados hasta ahora.

El Comando del Pacífico del ejército estadounidense considera que “la trayectoria del vuelo no es consistente con un misil balístico intercontinental”. En el mismo sentido se ha expresado David Wright, codirector del Programa de Seguridad Global de la Unión de Científicos Preocupados. Según sus cálculos, el vuelo del proyectil hace pensar en un rango de alcance de hasta 4.500 kilómetros, superior al alcance de los misiles probados por Pyongyang hasta el momento, pero aún no lo suficientemente potente para alcanzar territorio norteamericano.


Vía DW

Como cabría esperar, las reacciones no se han hecho esperar. Moon Jae-in, el nuevo líder surcoreano, ha condenado el lanzamiento, tachándolo de clara violación de las resoluciones de Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y aludiendo al “serio reto para la paz y la seguridad internacional” que supone la actitud de Pyongyang.

“El presidente ha expresado su más profundo malestar sobre el hecho de que esta insensata provocación... haya ocurrido solo varios días después de que la formación de un nuevo gobierno en Corea del Sur”, explicó el secretario presidencial Yoon Young-chan. “El presidente ha dicho que permanece abierta la posibilidad del diálogo, pero debemos tratar severamente la provocación para prevenir que Corea del Norte pueda realizar cálculos equivocados”.

El Primer Ministro japonés, Shinzo Abe, se ha referido al lanzamiento como un acto “absolutamente inaceptable” al que Japón responderá “con determinación”.

También China ha expresado su oposición al test coreano a través de un comunicado enviado a la agencia Associated Press, en el que vuelve a llamar a la calma de todos los actores implicados: "La situación presente en la península (de Corea) es compleja y sensible, y todas las partes relevantes deben ejercitar su contención y no hacer nada que pueda empeorar las tensiones en la región".


Kim Do-hoon / Yonhap via Reuters

La Casa Blanca, por su parte, ha emitido un comunicado en el que afirma que Corea del Norte ha sido “una flagrante amenaza amenaza durante demasiado tiempo” y que el nuevo ensayo balístico es “una llamada a todas las naciones para adoptar sanciones más fuertes” contra el régimen de Pyongyang.

El comunicado estadounidense intenta también colocar presión del lado ruso, afirmando que “el presidente (de EEUU) no puede imaginar que Rusia pueda estar complacida” con la acción norcoreana, señalando que el misil cayó “más cerca de Rusia que de Japón”.

Cabe señalar que el nuevo lanzamiento se produce un día después de que Choe Son Hui, diplomático norcoreano al frente de las relaciones con EEUU, afirmara ante los medios en Beijing que Pyongyang estaría dispuesta mantener conversaciones con la administración Trump “si se dan las condiciones apropiadas”.


share