PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Un nuevo estudio demuestra que es posible morir, literalmente, de amor

H

 

Sabíamos que dolía, pero... ¿tanto?

PlayGround

07 Abril 2016 19:18

Imagen de Ben Zank

El vacío en el estómago, la opresión en el pecho, las lágrimas espontáneas, las mismas preguntas una y otra vez, la autoflagelación... Si te han roto el corazón ya sabes que el dolor puede ser insoportable. Incluso puede que, en lo más profundo de tu abismo emocional, hayas pensado que todo ello pudiera llegar a matarte.

¿Exagerado?

Pues bien, según un nuevo estudio, esto es una posibilidad real.

 Un grupo de investigadores liderados por el científico de la Universidad de Aarhus, Simon Graff, han llegado a la conclusión de que una ruptura traumática o la muerte de tu pareja puede causar latidos irregulares del corazón, lo que deriva en un mayor riesgo de muerte.

El estudio analizó a casi un millón de daneses y estimaba que el riesgo era más alto 8-14 días después de la pérdida. A partir de ahí disminuía gradualmente. Sin embargo, el riesgo se mantenía relativamente alto durante el año siguiente, antes de volver a los latidos normales. La investigación se realizó a través del estudio de casos y controles poblaciones entre 1995 y 2014.

Dentro del estudio, se investigaron los factores que pueden aumentar el riesgo cardíaco – conocido como fibrilación auricular. Entre los motivos que aumentan el riesgo de "morir de amor" se encuentran la edad, el sexo, las condiciones de salud y la salud de la pareja. "El riesgo de desarrollar un latido irregular por primera vez fue un 41% superior entre los que no tenían pareja de lo que fue en aquellos que no habían experimentado una pérdida," establecía el estudio.

Al contrario de lo que pueda parecer, esto no es algo que solo afecte a las personas mayores, de hecho, de acuerdo con los resultados del estudio, los menores de 60 años tienen el doble de probabilidades de desarrollar problemas cardíacos después de perder a su pareja. En el caso de suceder de forma inesperada, el riesgo aumenta en un 57%.

Parece ser que es posible morir de amor. Así que preparen las tiritas, corazones rotos.

[Vía Dazed]



share