Actualidad

Arden las redes tras la celebración de una fiesta privada en unas ruinas milenarias

La ciudad, patrimonio de la humanidad por la UNESCO, se convirtió en el escenario de una fiesta para turistas de un crucero

Dücane Cündioğlu / Twitter

Hace miles de años se levantó la antigua ciudad griega de Éfeso en lo que ahora es Turquía. La semana pasada, se convirtió en el escenario de una fiesta para turistas.

Ante el uso que se le había dado al monumento, que hoy se encuentra en territorio turco y es considerado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, las redes se incendiaron.

Todo empezó con el tuit de un escritor turco, Ducane Cundioglul, en el que compartió imágenes que retrataron como las milenarias ruinas convivían con modernas mesas destinadas a los invitados del acontecimiento. "No tiene sentido. Están haciendo eventos de catering en la antigua ciudad de Éfeso y nadie está hablando en contra de ello. "¡Qué vergüenza!".

A partir de aquel instante, otros internautas no tardaron en mostrar su disconformidad. Tampoco lo hicieron los tuits que intentaban determinar qué clase de evento había atestado en la ciudad que muchos turcos veneran con orgullo.

"Al parecer el Ministerio de Cultura alquiló la Ciudad Antigua de Éfeso para celebrar una circuncisión. Ni el propio Apolo hizo circuncidar a su hijo allí”.

"¿Puedes imaginar a la ciudad de Roma abriendo el Coliseo para celebrar bodas?".

Después de que otros exigieran al Ministerio de Cultura y Turismo que interviniera o que renunciara, en el caso de haber sabido previamente que se celebraría el acontecimiento, éste se pronunció para apaciguar las críticas.

"Algunos sitios de noticias y redes sociales han dicho que se están celebrando bodas en la antigua ciudad de Éfeso. Celebraciones como ceremonias de circuncisión, bodas y ceremonias de compromiso no tienen lugar en la antigua ciudad de Éfeso", aseguró en un comunicado aclarando que el Gran Anfiteatro, el Odeon, la Biblioteca Celsius, la Pier Street y los Pier Baths seguían teniendo un uso cultural y turístico limitado.

Pero sus palabras no mejoraron la situación. Al desvelarse que se trataba de un evento turístico para los pasajeros del Wind Star Cruise Ship, las llamas que ya habían empezado a chamuscar las redes se avivaron.

"Abrieron la antigua ciudad de Éfeso a sus propios ciudadanos por 40 liras turcas, pero se hacen cenas especiales para los cruceros. La historia miente ahí, HISTORIA".

Aunque, para esta versión el Ministerio también encontró justificación alegando que la compañía les había abonado el importe adecuado. Unas palabras que tampoco fueron recibidas, ya que más que por el tipo de evento que se había celebrado, algunos se sintieron molestos porque el gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan no se lo había notificado.

"Oh, aparentemente no fue una boda en Éfeso, sino una reunión, un cóctel. ¿Qué diferencia hay? Estoy tan cansado de que se me haya tomado por tonto durante los últimos dos años".

El jefe adjunto de la Asociación de Arqueólogos, Ahmet Uhri, defendió en un post al Gobierno detallando que otros eventos de esta clase han tenido lugar en la antigua ciudad durante los últimos 40 años. Aunque, después de explicar que a él también le hubiese gustado celebrar su boda en el lugar, estuvo de acuerdo con otros usuarios en que la decoración de la mesa era un poco hortera. Como si fuese el principal problema de haber convertido una ciudad milenaria en una fiesta para turistas.

[Vía Buzzfeed]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar