Actualidad

La historia detrás de la tecnología de mapeo que ha hecho posible Pokémon Go

La razón por la que capturas un Squirtle cerca del agua y no en una farola

Pokémon Go está sacando a la gente en masa a la calle. El mítico videojuego marcó tanto a toda una generación en los noventa que pocos son los que se quedan en el sofá de casa pudiendo salir a cazar pokémons.

La gente acude a parques, gimnasios, calles, bosques, playas... para cazar criaturas fantásticas, y cada lugar corresponde perfectamente con el hábitat natural que se le presupone a cada uno de esos seres. Así que la pregunta que surge es: ¿cómo narices han conseguido atinar con la localización de los pokémon? ¿Cómo hicieron para que los acuáticos se encuentren en lugares donde hay agua o los de tipo fantasma en mitad de un cementerio?

La respuesta es que ni la realidad aumentada y ni la geolocalización han sido cosa de novatos. Y que, por si fuera poco, millones de jugadores se lanzaron a localizar sitios para que se incluyeran en el juego.

1. QUIÉNES Y CÓMO SE SELECCIONARON LOS LUGARES DE POKÉMON GO

John Hanke tiene mucho que ver en el éxito de este aspecto. A Hanke, actual CEO de Niantic Labs, la compañía que desarrolló el juego, es un veterano de Google. Fue uno de los fundadores de Keyhole, la empresa que Google compró para empezar Google Earth, y colaboró con Google Maps antes de fundar Niantic. Niantic surgió dentro de Google, pero se independizó el año pasado tras una reestructuración del grupo empresarial Alphabet.

" Muchos de nosotros trabajamos en Google Maps y Google Earth durante muchos, muchos años, por lo que queríamos que las localizaciones fueran exactas", explica Hanke a Mashable.

Pokémon Go, además, no es el primer juego que desarrolla Niantic. Antes de él, crearon Ingress, un juego de realidad aumentada para Android y iPhone que llegó a contar con millones de jugadores. De Ingress, precisamente, han tomado una gran cantidad de datos para la geolocalización y han recogido numerosas aportaciones de sus jugadores.

" Básicamente, definimos el tipo de lugares que queríamos que formaran parte del juego. Estudiamos dónde se encontraban los lugares públicos, los sitios históricos, los edificios arquitectónicos o con alguna característica relevante además de locales singulares", cuenta Hanke.

Muchos de los desarrolladores de Pokémon Go trabajaron en Google Maps y Google Earth, lo que les sirvió para definir los lugares que forman parte del juego

Pero para Pokémon Go hacían falta más que los datos ya recopilados, así que pidieron a los jugadores de Ingress que contribuyeran localizando lugares que pensaran que podían merecer la pena. En total, Niantic recibió 15 millones de propuestas de puntos alrededor de todo el mundo. De todas ellas, se eligieron 5 millones, la mayoría corresponden a "gimnasios" y lugares que en el juego son los Pokéstops.

"Los Pokéstops son lugares propuestos por los usuarios. Obviamente se basan en sitios a los que ellos acuden. Durante dos años y medio tuvimos personas yendo a todos los sitios donde creían que deberían tener la posibilidad de jugar, por lo que también encontramos muchos sitios remotos. Hay portales en la Antártida y en el Polo Norte, aunque la mayoría de puntos se encuentran en el medio", declara Hanke.

Se seleccionaron 5 millones de propuestas de puntos alrededor de todo el mundo remitidas por usuarios. Se pueden encontrar Pokéstops desde la Antártida al Polo Norte

Tras recoger todas las localizaciones, se decidió qué pokémon aparecía en cada lugar. Para ello se llegaron a considerar variables ambientales, geológicas y botánicas como el clima, la vegetación, el tipo de suelo o la clase de rocas de los diferentes lugares "Asignamos valores basados en si había agua -mares, estanques, ríos- o si eran áreas designados como zoos, parques u otro tipo de clase", especifica Hanke. Ese estudio hace que encuentres a un Squirtles cerca de un sitio con agua y no en un zona en la que no hay ni un charco.

2. LA ADICCIÓN AL JUEGO HACE QUE LA GENTE COMETA LOCURAS

Una de las mayores preocupaciones de los desarrolladores era que los lugares donde colocaban a los pokémon fueran seguros. "El objetivo es que fueran lugares seguros o peatonales", recuerda. Pero la adicción está llevando a muchos jugadores a cometer imprudencias.

En este artículo de PlayGround recogimos algunas de las locuras que se han cometido por querer capturar al pokémon de turno: desde conducir con el móvil en la mano hasta colarse a merodear por edificios privados.

[Vía Mashable]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar