Actualidad

La explicación científica a que sigamos confiando en personas mentirosas

Tiene que ver con nuestro mecanismo de supervivencia

Imagen de Kyle Thompson

Según la página web Politifacts, los argumentos de Donald Trump son falsos en el 65% de las ocasiones. Aún así, el candidato republicano sigue liderando la carrera a la Casa Blanca. ¿Por qué?

Bien, este hecho tiene una explicación científica. El ser humano tiende a confiar en los demás como parte de nuestro mecanismo de supervivencia. Incluso cuando no deberíamos.

Los seres humanos no son seres individualistas, sino que viven en sociedades que les ayudan a sobrevivir. Y la vida social implica confiar en los líderes que nos gobiernan y organizan. Por ello, muchas veces otorgamos nuestra confianza a aquellos que realmente no la merecen. Como Donald Trump.

Las personas nos especializamos en una tarea determinada como una manera de contribuir a la sociedad y dejamos a los demás otras tareas importantes. En otras palabras, confiamos en los demás para ser más productivos. Si todos tuviéramos que cultivar nuestra propia comida, tejer nuestra propia ropa o ir a por agua...el mundo sería un lugar mucho menos productivo.

Además, tal como demostró el psicólogo Dan Gilbert en su estudio Como creen los sistemas mentales, tendemos a confiar en lo que nos dicen los demás a no ser que esto sea claramente falso.  Dejar de confiar en una persona o institución, y actuar en consecuencia con esa falta de confianza, requiere mucha energía. Esto es un problema ya que, por ejemplo, en el caso de la política, las declaraciones poco fiables realizadas por los políticos no suelen afectarnos directamente de forma negativa, por lo que no estamos motivados para investigar y llegar al fondo de la cuestión.

El ser humano tiende a confiar en los demás como mecanismo de supervivencia

Si hablamos de por qué confiamos o no en los políticos, esta actitud tiene que ver más con nuestras impresiones negativas hacia ellos que con sus actitudes o palabras. Es decir, tendemos a confiar más en aquellos que nos ofrecen una impresión positiva y desconfiamos en los que nos dan una mala impresión.

Según encuestas recientes, los ciudadanos encuentran menos confiable a Hillary Clinton que a Donald Trump, a pesar de que los argumentos de la candidata demócrata solo son falsos un 30% de las veces. Es decir, menos de la mitad que en el caso de Trump.

A pesar que la mayoría de cosas que dice Trump son falsas, los ciudadanos le apoyan porque “dice las cosas como son”. La imagen de confianza que transmite Trump se apoya en varios factores: su estatus social, que sea un político independiente y su disposición para hablar sin rodeos de cualquier tema.

En resumen, cuando tenemos una opinión positiva de alguien tenemos escasa motivación para plantearnos que sus declaraciones son falsas. Es complicado cambiar nuestras buenas impresiones de alguien... y por ello, puede que Donald Trump algún día llegue a ser presidente de los Estados Unidos.

[ Vía]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar